•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque la iniciativa de reforma a Ley Especial para el Control y Regulación de Casinos y Salas de Juego, enviada por el Ejecutivo, no contempla la regulación de los negocios de máquinas tragamonedas, asociaciones y empresarios de casinos consultados ayer por la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, pidieron que se revisen estos sitios que han proliferado.

Ayer los diputados concluyeron las consultas a esta reforma que traspasa el control y regulación de los casinos y salas de juego del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Leonardo Torres, presidente de la Cámara de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Canatur, dijo que los negocios de tragamonedas o salas de juegos no tienen una función turística, y que en otro momento se debería regular su situación.

Podrían cerrarlos

Por su parte, el diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de la misma Comisión, recordó que los mecanismos para controlar la proliferación de tragamonedas ya están contemplados en la Ley de Casinos, y expresó que el nuevo Consejo de Control de Casinos --creado con la reforma—debe hacer cumplir la ley, y auxiliarse de la DGI, la Policía y la UAF para que los sitios de tragamonedas sean cerrados.

Gutiérrez mencionó también que hay una decisión unánime de los empresarios de la industria de casinos de respaldar dicha reforma.

El diputado sandinista recordó que la industria de casinos aporta US$137 millones anuales en impuestos.

Por su parte, Francisco Javier Pérez, presidente de la Asociación de Casinos, Salas de Juegos y Tragamonedas Turísticos de Nicaragua, señaló que están de acuerdo con la reforma, porque en el control de los sitios se incluye la UAF, y eso va dar transparencia a la actividad.

“Se quitaría esa imagen de que somos lavadores de dinero”, señaló.