•  |
  •  |
  • END

Para el Consejo Supremo Electoral, CSE, la suerte está echada, pero más para tres magistrados liberales que fueron desterrados de su partido tras respaldar las decisiones del Poder Electoral con las que dan al partido gobernante una aplastante victoria sobre el PLC.

Los magistrados electos en la cuota del PLC, René Herrera, José Marenco Cardenal y Julio Osuna, quedarían excluidos del partido rojo, es decir, no volverán a tener ningún vínculo con la organización, según lo afirmó el diputado Wilfredo Navarro, minutos después de la reunión de emergencia del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, de ese partido.

El único magistrado liberal que no reconoció los resultados de los comicios municipales fue Luis Benavides, quien a su vez ha sido marginado por el CSE con el despido de su personal.

El CSE después de las reformas constitucionales del año 2000, producto del pacto entre Daniel Ortega y el reo Arnoldo Alemán, está integrado por siete magistrados propietarios y tres suplentes.

Correlación de fuerza
En la cuota para este Poder del Estado, el PLC tenía mayoría al distribuirse cuatro para los liberales y tres para los orteguistas, en cambio, los suplentes son dos sandinistas y uno liberal.

Roberto Rivas, René Herrera, José Marenco Cardenal y Luis Benavides son los cuatro del PLC, y Julio Osuna el suplente que pertenece a los liberales. Por el FSLN están Emmett Lang, José Luis Villavicencio, José Miguel Córdoba, y Marisol Castillo, magistrada suplente.

Pese a ello, el PLC asegura que los magistrados les han dado la espalda, lo que significa que la correlación de fuerzas podría ser ahora seis para el FSLN y uno para el PLC.

De acuerdo con la Ley Electoral, el periodo de los magistrados es de cinco años, en el caso de Herrera, y Marenco termina su periodo en junio de 2010.

“Ellos saben
por qué lo hice”

Por su parte, el magistrado Herrera dijo que la exclusión es una decisión política de algunos miembros del partido, y que la comprendía claramente, pero que Alemán y otros miembros de la Alianza PLC saben el rol que él jugaba en el CSE y las razones de por qué los liberales perdieron las elecciones.

“Ahí (entre los miembros del PLC) hay un buen número de personas que sabe qué es lo que hice, cómo lo hice y por qué lo hice, y en esto no hay dinero. Es una decisión política y comprendo y acepto el derecho a la crítica, es horrible vivir una derrota”, afirmó Herrera en alusión a Eduardo Montealegre.

El magistrado considera que aún no lo han sacado del liberalismo, pues ya ha vivido una experiencia similar en años anteriores, y ha regresado al PLC y al grupo cercano a Alemán.

“Entonces, ¿usted podría volver?”, se le preguntó a Herrera. “No puedo regresar de donde no me he ido”, respondió.

Herrera criticó la estrategia de campaña de Montealegre y del PLC, la que según él, no estaba para una competencia municipal, sino en un pleito de liderazgo dentro del partido.