•  |
  •  |
  • END

El diputado independiente Salvador Talavera planteó la forma en que el Frente Sandinista de Liberación Nacional cometió fraude en las pasadas elecciones municipales para ganar 105 alcaldías, de acuerdo con los resultados presentados por el Consejo Supremo Electoral. “El voto cautivo del Frente Sandinista falló el día de las elecciones”, aseguró.

A pesar de señalar que el fraude electoral para que el partido de gobierno obtuviera la mayoría de las alcaldías ya estaba fijado --no podían ser menos de 105-- Talavera señaló que el FSLN recurrió de última hora a anular boletas y sustituir actas de escrutinio “descaradamente” porque su voto duro le falló.

Salieron mal las cuentas
Según este diputado, el FSLN hizo estadísticas de la tendencia del voto en todos los municipios del país para saber cuántos votos liberales tendría que anular para salir victorioso. Pero a la hora de ese cálculo, el partido rojingero confió de su voto cautivo, afirmó.

Talavera dijo que el día de las elecciones “les salió el tiro por la culata”, porque “ellos (FSLN) ya tenían un plan para cometer fraude, así como tenían un plan B y C, pero (al ver que su voto duró falló) tuvieron que hacer un plan de contingencia”, que era el de anular boletas y sustituir actas de escrutinio con resultados falsos.

“Por eso es que se vio ese gran relajo (…) aunque todo estaba planeado para no levantar sospechas, todo mundo se dio cuenta y comenzó a reclamar”, expresó.

Por qué falló el voto duro
Ante lo paradójico de este planteamiento, el diputado destacó que “el Frente ya no es el mismo de antes (…) la gente ya no lo ve como un proyecto de nación, sino como un proyecto de un matrimonio”, en alusión a la pareja presidencial, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Talavera asegura que dicho fraude es producto del pacto Alemán-Ortega, por lo que afirmó que todas las anomalías se dieron a la vista y complacencia del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

Una prueba de ello, según él, es que “no he visto a la maquinaria del PLC que cuando Eduardo Montealegre salió como la segunda fuerza política de este país (a la cabeza del partido Alianza Liberal Nicaragüense en las elecciones nacionales del 2006), salió diciendo que ellos eran la segunda política porque tenían más diputados en la Asamblea Nacional”.


Votará por anulación
Como diputado ante la Asamblea Nacional, Talavera dijo que apoyará la iniciativa de Ley que presentó el PLC para anular las elecciones municipales, sin embargo, vislumbró que esta iniciativa será como muchas otras que “están a la orden del día”, pero no han sido aprobadas.

“Hay intereses oscuros en la Asamblea Nacional”, expresó al respecto, cuando recordó que en la última sesión del Poder Legislativo la Junta Directiva estaba conformada solo por miembros de la oposición, lo cual, según la Ley, les daba la libertad para aprobar iniciativas que “están a la orden del día”.

“Pero sólo se legisló para regalarle al Consejo Supremo Electoral 70 millones de córdobas, que me imagino que no eran para el proceso electoral, me imagino que ese era dinero para poder pagar a todos estos dizque observadores independientes, que tuvieron aquí dándoles de comer en los mejores hoteles de Managua”, lamentó.