Miguel Carranza Mena
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, consideró este lunes que no es posible una derrota de la izquierda en América Latina, aun con resultados adversos, “porque ya se han establecido cambios progresistas” a favor de la integración, y los pueblos han conocido esos beneficios.

El mandatario nicaragüense se refirió ayer al proceso electoral en Brasil y en Uruguay, mientras participaba en la clausura de la  XXXII Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), en Managua.

Ortega precisó que una victoria de la actual presidenta Dilma Rousseff, en Brasil, y del  candidato presidencial en Uruguay, Tabaré Vázquez Rosas, será trascendental para el futuro de América Latina, pero dijo que independientemente de que en estos países ganaran gobiernos de derecha, las bases que dejaron establecidas los partidos de estos candidatos no podrán ser removidas.

Apoyo a Rousseff


“Yo tengo la confianza que al final de esta batalla la va a ganar Dilma, pienso que aún en las peores circunstancias las condiciones que ha creado el PT en Brasil (Partido de los Trabajadores), los cambios que ha provocado el PT en Brasil son irreversibles, no hay gobierno de derecha --por buen gobierno que sea-- que pueda revertir esos cambios, porque, sencillamente, no se podría sostener”, dijo Ortega.

El mandatario nicaragüense añadió que el PT ha instalado en Brasil unas bases sólidas que le han hecho un partido poderoso.

Adversarios entusiasmados

“Yo he estado leyendo unos artículos de nuestros adversarios donde están muy entusiasmados porque piensan que una derrota de Dilma va a significar derrotas después en todos los países donde se han conocido cambios a favor de la integración, a favor de los pobres”, dijo Ortega.  

El mandatario nicaragüense dijo que una derrota sí provocaría una sacudida indiscutible, pero una vez dada, “habría que hacer reajustes profundos”. Ortega precisó que Rousseff ha ejercido liderazgo en Brasil después del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Saluda a presidente Evo

Durante la clausura de la conferencia, Ortega envió felicitaciones al reelecto presidente de Bolivia, Evo Morales.

De igual manera, apostó por las victorias de Rousseff en Brasil, y de Tabaré Vázquez en Uruguay. Recordó que Tabaré, cuando asumió la presidencia de ese país, logró romper con el histórico dominio de la derecha en la política uruguaya.

Fortalecer la integración

La Copppal acordó ayer fortalecer los mecanismos de integración de los países progresistas de Latinoamérica y el Caribe. El encuentro concluyó con la Declaración de Managua, que contiene estrategias ante la crisis mundial, y la condena de acciones desestabilizadoras que, según ellos, promueven partidos de derecha.  

El vicepresidente de la Copppal y miembro del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Francisco Rosales, instó a los participantes en el evento a ir más allá de una declaración y concretar iniciativas que permitan actuar.