•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán, ripostó este domingo a quienes le critican por permanecer en el partido y dijo que “les guste o no” él es el presidente honorario de la organización.

Alemán presidió ayer en la sede 3-80, un acto en el que el presidente departamental del PLC en Managua, Walter Espinoza, presentó un inventario de las estructuras de su partido, de cara a la firma de alianza con el Partido Liberal Independiente, PLI, que preside Eduardo Montealegre.

“Yo solo vengo a aconsejar, fíjate que yo estoy claro que a muchos les arde, yo ya fui presidente de la República. No puedo ser monedita de oro para caerle bien a todo mundo, pero me tienen que leer por las virtudes, por los defectos, por todo”, dijo Alemán. “Les guste o no les guste, yo no soy el gordote, pero soy el presidente honorario”, repitió.

El exmandatario señaló que quienes más les critican son los que más beneficios obtuvieron de su persona. “Analiza quiénes te hablan mal de mí y hacele su historial, cuántas veces recibieron de mi mano un aliento, un espaldarazo, de decirles usted puede”, se defendió, añadiendo que quienes lo señalan, son liberales que reclaman que él “no lo nombró de dedo en algún cargo partidario”.

Duda

El presidente honorario del PLC mostró también su temor por firmar la unidad con el PLI, que preside Eduardo Montealegre, recordando que en 2008, a este le fue quitada la representación de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN.

Por ello dijo que el PLC, como institución firmará la unidad con todos los movimientos liberales y facciones del PLI, para no correr el peligro de 2008 y quedarse sin un tendido electoral que garantice la defensa del voto liberal.

El expresidente dijo que la actividad de ayer fue precisamente para demostrar que el PLC tiene estructura en todo el territorio de Managua, a tal punto que esta se divide en subdistritos y barrios.