Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno de Estados Unidos lamentó que “el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua haya decidido anunciar los resultados finales de las elecciones municipales del nueve de noviembre sin antes resolver las preocupaciones de la sociedad civil nicaragüense y la comunidad internacional con respecto a reportes de irregularidades en el proceso electoral”, según una nota de prensa extendida por la vocera del Departamento de Estado de ese país norteamericano, Heide Bronke-Fulton.

“Estas preocupaciones (sobre un supuesto fraude) deberían ser resueltas mediante una revisión transparente del conteo y métodos de voto en presencia de observadores domésticos e internacionales creíbles”, se lee en la nota, lo cual ratifica el llamado que hizo la semana pasada el portavoz del Departamento de EU, Rob McInturff, al gobierno de Nicaragua sobre realizar un recuento, pero con observadores internacionales.


Decepcionados
En la nota que emitió Bronce-Fulton expresan que “estamos decepcionados con el hecho de que el CSE y el gobierno de Nicaragua no han cumplido con sus responsabilidades, asumidas por todos los firmantes de la Carta Democrática Interamericana, de promover y defender la democracia.