•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En edificios diferentes, varias facciones liberales mantuvieron ayer su llamado a la unidad, en medio de críticas de unos contra otros.

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, dirigido por el exmandatario Arnoldo Alemán, junto a tres facciones del Partido Liberal Independiente, PLI, y la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, pidieron “sellar una unidad sin apellidos”.

Casi a la misma hora, pero en otra sede, el PLI que preside el diputado Eduardo Montealegre también proclamaba la unidad liberal, pero sin las cúpulas del PLC y de la ALN.

“Seguir conversando con una cúpula que buscaba cómo retrasar el proceso e invisibilizar a sus propios líderes locales atentaba contra los principios de este partido y contra los intereses de la nación”, dijo el diputado Luis Callejas, primer vicepresidente del PLI que dirige Montealegre.

Alemán, en tanto, reaccionó a ese cuestionamiento del PLI: “¿Si no platican las cúpulas, quiénes van a platicar?”.

La situación

Los liberales buscan la unidad de cara a las elecciones presidenciales de 2016, pero un proceso que iniciaron el PLI y el PLC se vio suspendido a petición de los primeros, que expresan desconfianza de los segundos.

Alemán se reunió en un hotel de Managua con Valmore Balladares, Venancio Berrios y Pedro Reyes, cada uno representante de distintas facciones del PLI.

A la cita convocada por el exmandatario también asistieron los exdiputados Maximino Rodríguez, Oscar Moncada y Carlos García.

“Quiero aprovechar para invitar a los presentes, como a los que no están, a que seamos tolerantes y que pensemos primero en Nicaragua. Por eso les invito a que dejen sus machetes, motosierras y cuchillos en sus casas y pensemos primero en un proyecto de nación que beneficie a todos los nicaragüenses”, dijo Rodríguez, refiriéndose a las diferencias entre los liberales.

 

El PLI, dirigido por Eduardo Montealegre, acordó mantener el proceso de unidad solo con las bases del PLC.