Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Centro “Simon Wiesenthal” pidió al Grupo Latinoamericano y del Caribe (Grulac) la destitución de Miguel D’Escoto como presidente de la Asamblea General de la Organización de Nacionales Unidas (ONU) por el discurso que pronunció el lunes contra Israel, país que calificó como “potencia ocupante”.

En un comunicado emitido ayer, el Centro “Simon Wiesenthal”, una organización judía internacional dedicada a la defensa de los derechos humanos de este grupo, “reclama al Grulac la remoción de D’Escoto Brockman, debido a sus manifestaciones antisemitas”.

Según el Centro de Noticias de la ONU, en una sesión especial auspiciada por el Comité sobre el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino con motivo del Día Internacional de Solidaridad con Palestina, D’Escoto Brockman hizo un llamado a la comunidad internacional y a Israel para que permita “sin dilación la entrada de abastecimientos humanitarios y de otro tipo a Gaza”.

Y agregó: “Celebramos este año el 60 aniversario de Israel. Vergonzosamente, aún no hay un Estado palestino”.


La otra versión
El comunicado del Centro “Simon Wiesenthal” expresa, sin embargo, que “D’Escoto Brockman hizo un llamamiento a favor de ‘boicot, sanciones y desinversiones’ contra el Estado de Israel. Asimismo, calificó a Israel como un ‘estado de apartheid’ y lo acusó de ‘crucificar a nuestros hermanos y hermanas palestinos’”.

Dicho Centro envió una carta al presidente saliente del Grulac, Alejandro Foxley, y al que asumirá el próximo año, Jaime Bermúdez, de Colombia, para que el Bloque de la Grulac, al que pertenece Nicaragua, retire a D’Escoto, quien representa al grupo.

En la carta, el Centro expresa que “los dichos de D’Escoto Brockman, promoviendo el antisemitismo y la destrucción de un Estado miembro de las Naciones Unidas, constituyen un abuso desmedido del cargo que ostenta”.

“Como sacerdote católico, D’Escoto Brockman debe conocer la alusión directa de sus palabras a las acusaciones de deicidio contra el pueblo judío, que fueron refutadas finalmente por el Concilio Vaticano II”, destacó Shimon Samuels, Director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal.


“Declaraciones genocidas”

“Urgimos a Uds., en vuestro carácter de Presidente actual y entrante, respectivamente del GRULAC, a promover la remoción inmediata de Nicaragua como representante del bloque en la Presidencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, prosigue el comunicado que cita la carta.

El representante del Centro en América Latina, Sergio Widder, considera que el no destituir a D’Escoto “significaría un endoso a las intenciones genocidas inherentes a las declaraciones del representante del GRULAC”.

El año pasado este mismo Centro ya había protestado por las declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pues Widder y Samuels calificaron dicho discurso como “antisemita”.