•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El agente de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, Carlos Argüello, desestimó ayer la denuncia del Gobierno de Costa Rica sobre una supuesta invasión nicaragüense a su vecino del sur al momento de dragar el río San Juan, ubicado al norte de la frontera entre ambos países.

Nicaragua es la soberana del río, Costa Rica no tiene control de diez metros del río, nosotros tenemos derecho a limpiar el río”, dijo Argüello, en una entrevista al Canal 4 de televisión local, de perfil oficialista.

La denuncia

El canciller costarricense, Manuel González, ha denunciado que Nicaragua “realiza actos de limpieza de la margen derecha del río, que es donde empieza el territorio costarricense, limpieza que no ha hecho ni ha autorizado el Gobierno de Costa Rica”.

En la entrevista, Argüello dijo que Costa Rica “no nos puede decir que no podemos acercarnos”.

[Te interesa: Herdocia pide “prudencia” a Costa Rica]

La limpieza de Nicaragua en el extremo sur del río San Juan se debe a que el territorio costarricense se está deslizando sobre el caudal, como consecuencia de una carretera construida en la ribera por el Gobierno de Costa Rica, afirmó el diplomático nicaragüense.

“Habíamos anticipado a la Corte (de La Haya) lo que iba a suceder, la carretera se está deslavando (derrumbando), arrastrando árboles y todo (sobre el río), cómo no vamos a tener derecho nosotros de limpiar, ahí vienen caídas de sedimentos enormes que a veces forman salientes en el río, que Costa Rica después va a decir: todo esto es parte de nuestro territorio”, sostuvo Argüello.

Estrategia

De acuerdo con el agente de Nicaragua ante la CIJ, Costa Rica tiene una estrategia definida desde mediados del siglo pasado, de lanzar árboles sobre el río San Juan, para que estos acumulen sedimentos y de esa manera extender su territorio hacia el norte.

[Te intersa: 15 dragas más para el río San Juan]

Nicaragua mantiene labores de limpieza del río San Juan desde 2010, y ha destinado 4 millones de dólares para continuar el trabajo en 2015.