•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El cardenal Leopoldo Brenes consideró ayer que los nicaragüenses deben tomar conciencia de la importancia de tener actualizada su cédula de identidad, y pidió al Consejo Supremo Electoral, CSE, brindar todas las facilidades para que los ciudadanos puedan revalidar su documento.

El lunes, el CSE informó que 1 millón de nicaragüenses tendrán que renovar su cédula de identidad tras el vencimiento de la prórroga que aprobó la Asamblea Nacional en 2012, para que este documento tuviera vigente.

Brenes recordó ayer a los ciudadanos que la cédula de identidad no solo sirve para votar, sino que es un documento de identidad indispensable para otros trámites.

Dijo que “sería interesante” que las oficinas del CSE sean más hábiles en la tramitación de las cédulas, y que si es posible, el Poder Electoral también pudiera tener oficinas ambulantes en los barrios para dar más facilidades a los ciudadanos.

Brenes expresó estas declaraciones luego de asistir a la apertura de la reunión anual del Secretariado Episcopal de América Central, Sedac, que reúne a 45 obispos de la región por cinco días en Managua.

Con Ortega

Al encuentro con los obispos de la Sedac asiste el presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones del Vaticano, Claudio María Celli, y José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, quienes junto al cardenal Brenes y el representante del papa en Managua, Fortunatus Nwachukwu, se reunieron al mediodía de ayer con el presidente Daniel Ortega, en la Nunciatura Apostólica en Carretera Sur, en un encuentro de cortesía.

La portavoz del gobierno, Rosario Murillo, dijo que el encuentro con el enviado del Vaticano fue “una reunión sumamente cordial y de mucho respeto. “Hemos intercambiado sobre toda la labor de comunicación que se desarrolla en estos tiempos de tecnologías a través de distintos sitios web, donde se están continuamente comunicando los mensajes del Santo Padre”, dijo.

El cardenal Brenes mencionó que en el encuentro con Ortega no se conversó sobre temas propios de Nicaragua, porque la reunión fue una visita de cortesía, por invitación del mandatario.