•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Wálmaro Gutiérrez se convirtió ayer en el primer diputado del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en declararse en contra de aprobar una prórroga a un millón de cédulas de identidad que perderán vigencia el primero de enero de 2015.

Me parece que ya ha sido suficiente el tiempo (de la prórroga), y te garantizo una cosa: si le damos otro año más de prórroga, volvemos exactamente a la posición de partida que tenemos hoy”, dijo Gutiérrez.

El viernes pasado el magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, José Luis Villavicencio, descartó una prórroga para la vigencia de las cédulas de identidad e instó a los ciudadanos a revalidar el documento.

Villavicencio dijo que hay un acuerdo para que los ciudadanos concurran a hacer su renovación de cédulas y no sigan manteniendo los documentos con formato viejo.

Crítica

Gutiérrez, en tanto, criticó ayer que la población deje todo para última hora.

“Vos le das un año más de prórroga, y la gente sencillamente dice: ‘Ah, tengo un año para hacer el trámite’, y termina no haciéndolo”, indicó.

El diputado añadió que no hay que poner de pretexto la falta de recursos para no pagar la nueva cédula.

“Eso es completamente falso, la verdad es que a estas alturas del campeonato, alegar eso no tiene ningún sentido. Si te ponés a recoger 10 córdobas semanales, hace rato tuvieses esos 300 córdobas”, dijo.

Dificultades

El martes 25 de noviembre el portavoz del CSE, Félix Navarrete, dijo a El Nuevo Diario que a más de 1 millón de nicaragüenses se les vencerá su documento de identidad este 31 de diciembre.

Explicó que con el vencimiento de la cédula, los ciudadanos podrían tener problemas para trámites civiles como casarse o cambiar un cheque en cualquier banco.

Villavicencio, por su parte, explicó que las cédulas de identidad con formato viejo siguen siendo gratuitas para quienes hacen este trámite por primera vez.

Ciudadanos se apuran por cédula

Fila. Cientos de personas acudieron ayer al edificio de Servicios del Gobierno, Servigob, ubicado en la Avenida Bolívar, a renovar su cédula, en vista de que la prórroga para la vigencia de este documento de identidad vence el próximo 31 de diciembre.

La mayoría de los consultados por El Nuevo Diario señalaron que estaban pagando los C$300 que cuesta la cédula con el nuevo formato, pese a que se puede renovar con el formato viejo, cuyo valor es de C$50.

Rafael Antonio Rodríguez es taxista y su cédula venció en julio de 2008. Él aseguró que aunque lo que gana diario apenas alcanza para la sobrevivencia de su familia, hará el esfuerzo para recoger los C$300 que cuesta el nuevo formato, algo que, dijo, lo puede hacer en tres días de trabajo.

Procedimiento

En Servigob, quienes quieren renovar su cédula deben pagar en caja los C$300 o C$50, según el formato de su preferencia, y luego son llamados para tomarles una foto y registrar su firma; para este último paso hay siete despachos habilitados, por lo que todo el proceso no suele durar más de media hora.

Sin embargo, el ciudadano Guillermo Castrillo Laguna se quejó de que había solo una caja de pago para todas las personas que estaban llegando a tramitar cédula, ya sea por pérdida, renovación o que la estaban solicitando por otro motivo.

Todos los consultados coincidieron en que si no renuevan la cédula vencida antes de que concluya la prórroga de vigencia, enfrentarían problemas en todos los ámbitos de sus vidas, sobre todo a la hora de pretender realizar alguna gestión en los bancos, matricularse en un centro educativo y ante el Instituto de Seguridad Social, INSS.