•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La caída del precio del barril del petróleo no afectará la cooperación de Venezuela con Nicaragua, dijo este lunes el embajador de Caracas en Managua, Javier Arrúe, argumentado que la relación no se basa en dinero sino en el suministro de barriles de petróleo.

“Hay quienes están jugando que con el deterioro del precio del petróleo se vaya a romper el proceso de integración y solidaridad de los países de América Latina y el Caribe, y es todo lo contrario. Cuanto más difícil se pone la situación, la solidaridad no solo se mantiene sino que se acrecienta, porque ante las dificultades tenemos que seguir más unidos, más solidarios y más fraternos", reveló Arrué.

El diplomático consideró que la baja del valor del barril de petróleo no se podrá mantener durante mucho tiempo porque la demanda por el combustible sigue subiendo. Asimismo, afirmó que los costes de otras alternativas para la extracción de hidrocarburos como el "fracking" (fracturación de rocas para extraer petróleo) que practica Estados Unidos para producir crudo, es mucho más costoso que la extracción tradicional del recurso.

Arrué confirmó que Venezuela seguirá aportando los más de 100 mil barriles diarios de petróleo que aporta a los países miembros de Petrocaribe.

La cooperación

El diplomático sostuvo que en el caso de Venezuela, el Presupuesto de 2015 toma como base un valor del barril de petróleo a US$60.

Desde 2007, Venezuela ha cooperado con Nicaragua por un monto de US$3,873 millones, incluidos US$248.8 millones en el primer semestre de este año, según el Banco Central. La mayor parte de ese monto ha sido en concepto de cooperación petrolera.

Petrocaribe es una alianza petrolera entre algunos países del Caribe con Venezuela. Lleva como objetivo que los países caribeños compren el petróleo venezolano en condiciones de pago preferencial. Esta alianza fue lanzada en junio de 2005 por el presidente Hugo Chávez Frías.

El embajador resaltó que Petrocaribe es la esencia de la solidaridad de Venezuela, que no es un regalo pero sí es una facilidad de pago de la deuda petrolera.