•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, cumple el 31 de diciembre su primer semestre en el poder sin que hasta ahora haya encontrado la fórmula adecuada para combatir la violencia, que es el principal problema de El Salvador, según diversos sectores de la población.

La inseguridad continúa siendo en la actualidad el “máximo problema” del país centroamericano, pese a los esfuerzos para combatirla del segundo gobierno consecutivo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, reiteró recientemente el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas.

Sondeo

De acuerdo al último sondeo del Instituto Universidad de Opinión Pública, IUDOP, de la jesuita Universidad Centroamericana, divulgado este mes, el 58.7% de la población considera que la delincuencia en el país “ha aumentado” durante estos casi primeros seis meses de Gobierno de Sánchez Cerén.

Hasta el momento, el Gobierno para prevenir y combatir la delincuencia ha retomado el modelo de la policía comunitaria, cuyo relanzamiento oficial se realizó el 11 agosto pasado.

También se creó, el 29 de septiembre, la Comisión Nacional de Seguridad Ciudadana, que hasta la fecha sigue trabajando en mesas técnicas para encontrarle una solución a esta problemática.

Pese a que el mandatario dijo el 9 de septiembre, en el marco de sus 100 días de Gobierno, que ya habían sentado “las bases para el combate de la violencia”, los crímenes siguen sin experimentar un descenso.

La economía

Al problema de inseguridad se le suma el económico, ya que el 51.6% de la población señaló, según el estudio del IUDOP, que la situación económica del país “está empeorado” con el nuevo gobierno.

De acuerdo al sociólogo y politólogo Antonio Martínez Uribe, de la estatal Universidad de El Salvador, el problema del segundo gobierno consecutivo del FMLN es que tiene el “legado de un país desordenado” y que pese a los esfuerzos realizados “hasta ahora no encuentra las fórmulas políticas, económicas y sociales para que el país empiece a caminar de una manera más ordenada”.