•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, aún estudian algunos datos para emitir una resolución que definirá el nuevo precio a las cédulas de identidad elaboradas con policarbonato, aseguró este miércoles a El Nuevo Diario el presidente del Poder Electoral, magistrado Roberto Rivas.

Rivas dijo el lunes que posiblemente ayer los magistrados iban a reunirse para definir el costo de las cédulas, luego de una reforma que los diputados aprobaron a la Ley de Identificación Ciudadana, Ley 152, en la cual prorrogaron hasta 2018 la vigencia de los documentos legales y sugirieron al CSE redefinir el valor de los mismos.

Rivas confirmó ayer, vía telefónica, que el CSE sigue analizando algunos datos y que en los próximos días se pronunciarían sobre ese asunto.

El magistrado presidente refirió que como un miembro más del CSE, aún no puede pronunciarse sobre el nuevo costo de las cédulas, pero reveló que entregará una propuesta a título personal al cuerpo colegiado.

Una propuesta

Explicó que esa propuesta consiste en que a los ciudadanos que tienen su cédula con más años de vencimiento se les ofrezca una facilidad durante un tiempo determinado.

“Podría ser de tres o 6 meses”, para que vayan a renovar su documento a un costo menor del precio real, el cual anda por los 300 córdobas, según dijo.

El magistrado dijo el lunes, sobre ese punto, que “hay una gran cantidad de ciudadanos que su cédula se les venció desde el año 2003” y que a la fecha no han llegado a las oficinas del CSE a renovar su documento.

Mencionó también que le agrada la reforma, en el sentido que obliga al CSE a dar gratuitamente la cédula con formato nuevo a los ciudadanos de 16 años.

Los cambios

Otra de sus propuestas, agregó, es que los ciudadanos que han dejado pasar diez o más años sin sacar su documento, deberían pagar al solicitarlo por primera vez.

La Asamblea Nacional, en la reforma a la Ley de Identificación Ciudadana, mandató al CSE a realizar una calendarización para cedular a más de un millón de nicaragüenses que se les vencía su documento el pasado 31 de diciembre.