•  |
  •  |
  • END

Dos de los 92 diputados de la Asamblea Nacional pidieron ayer la destitución de los magistrados del Consejo Supremo Electoral como uno de los puntos que integran una propuesta de diálogo nacional, que con sus matices coincide con otra similar de un tercer representante, Guillermo Osorno Molina.

Los tres diputados rechazaron la propuesta de anulación de las elecciones y plantearon un diálogo nacional como salida a la crisis de gobernabilidad, tras los resultados de los pasados comicios municipales.

El diálogo propuesto por Valle y Jiménez sería entre las fuerzas políticas con representación en la Asamblea Nacional, con la presencia en carácter de invitados de los jerarcas de la Iglesia Católica y Evangélica, y representantes de la empresa privada.

Valle dijo estar a favor de un recuento de las actas en los municipios donde el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, asegura haber ganado, pero no en todo el país, recuento que sólo lo ve posible mediante un diálogo.

Pero minutos más tarde, tanto Eduardo Montealegre como Arnoldo Alemán, de la alianza PLC, rechazaron las propuestas de los parlamentarios y mantienen que mientras no haya conteo de todas las actas de la pasada elección no hay negociación alguna.

Observación obligatoria
Los diputados propusieron que previo a las elecciones municipales programadas para enero en siete municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, se apruebe una ley que establezca la obligatoriedad de la presencia de observadores electorales nacionales e internacionales.

Valle y Jiménez consideraron que de no haber diálogo nacional ellos apoyarían las propuestas del FSLN o del PLC que más se acerquen a sus planteamientos sobre la salida a la crisis.

La propuesta de Osorno… la misma
El diputado Guillermo Osorno presentó un pronunciamiento, aprobado por la directiva de su partido, en el que llama a un diálogo nacional para “corregir” la actual crisis institucional, originada por los cuestionados resultados de los comicios del nueve de noviembre; además, promueve una “amnistía general”, sin dar mayores detalles de esta iniciativa; clama por un cese de la violencia y exige el respeto a las leyes, la Constitución y la institucionalidad.

Reuniones en Secretaría del FSLN
La posición de Osorno coincide con la postura del partido gobernante, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, de no apoyar la anulación de los comicios.

Fuentes del partido Camino Cristiano confirmaron a EL NUEVO DIARIO que Osorno sostuvo encuentros con representantes del FSLN en la sede de la Secretaría de este partido; sin embargo, el presidente del CCN reaccionó molesto cuando se le preguntó si su decisión estaba relacionada con esas reuniones.

El secretario político del partido CCN, Óscar Carrión Orozco, mostró su total desacuerdo con Osorno y dijo que el dirigente debió apoyar con su voto en el Poder Legislativo la iniciativa liberal para luego convocar a nuevas elecciones municipales.