•   Corresponsal / Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El cardenal Leopoldo Brenes exhortó nuevamente a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, a reunirse para evaluar la situación del costo de las cédulas de identidad, una demanda de la población que aún no ha sido resuelta.

Las declaraciones las realizó el purpurado en la ciudad de Masaya, previo a la celebración de la Eucaristía en honor a Cristo Rey, que se llevó a cabo en el costado norte de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción.

“He escuchado que la Asamblea Nacional no le puso precio (a las cédulas), decía que sugirió y platicaba con uno de los diputados y decía que nosotros (los diputados), no estamos para poner cuánto va a costar, porque fueron sugerencias ajenas al decreto”, dijo el cardenal Brenes.

Agregó que como ciudadano, como pastor de la iglesia Católica invita a los magistrados del Consejo Supremo Electoral a que analicen la situación económica de la población.

Apoyar a la gente

“A como he dicho en otras ocasiones el Consejo Supremo Electoral ha buscado fondos con organismos amigos. Es importante reflexionar y apoyar a la gente sencilla”, mencionó el cardenal Brenes.

El prelado tomó como ejemplo a una familia de cinco miembros y en la que solo uno trabaja. “¿Cuánto deben pagar por sus cédulas? Deben pagar C$1,500”, apuntó.

“Eso habría que repensarlo, por eso exhorto al Consejo Supremo Electoral a que se reúna y evalúe las cosas y brinde una respuesta a la población”, aseveró el cardenal Brenes.

Recientemente, los diputados aprobaron una reforma a la Ley de Identificación Ciudadana para que el Poder Electoral emitiera una resolución en la que programe la renovación de las cédulas que se iban a vencer el pasado 31 de diciembre y definiera un monto a pagar por esos documentos. En la actualidad, la renovación de la cédula cuesta C$300, lo que algunos políticos y ciudadanos han calificado de demasiado alto.

Católicos desbordados

Con frutos de la madre tierra fue adornada la carroza que acompañó al cardenal Leopoldo Brenes en la procesión de Cristo Rey, que salió ayer de la iglesia María Magdalena y que concluyó con una misa campal en el costado norte de la iglesia Nuestra Señora de La Asunción.

Petrona Martínez llegó desde horas tempranas al templo de María Magdalena, a la espera del cardenal Brenes para iniciar el recorrido por las principales calles de la ciudad.

“Esto es una fiesta para adorar y alabar a nuestro Rey, Dios del universo, a Cristo que derramó su preciosísima sangre por los pecadores y por ese sacrificio que llevamos dentro de nuestro corazón. Esta es una fiesta importante en el país”, dijo la devota.

El cardenal Brenes aseguró que con esta procesión en el departamento de Masaya concluye la procesión de Cristo Rey, ya que la primera se realizó el primero de enero en Managua y la segunda en Carazo.