•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los mandatarios latinoamericanos llevarán una sola voz a la Cumbre de las Américas a efectuarse en abril próximo en Panamá, tras la culminación de la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) esta semana en Costa Rica, consideraron ayer expertos nicaragüenses en relaciones diplomáticas.

“La Cumbres de las Américas será una comunicación entre Estados Unidos y Canadá --países del primer mundo-- con América Latina, que ya tiene una sola voz. Ya la Cumbre de las Américas no es aquella Cumbre en que todos los países llegaban a oír lo que tenía que decir Estados Unidos”, opinó el diputado Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional.

Suárez mencionó que “hay un frente común” de los países de la Celac en contra de la pobreza y en contra de todo lo que es un atraso al desarrollo, los cuales serán comunicados a los países norteamericanos en la Cumbre de las Américas.

La presencia de Cuba

A juicio del legislador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, la presencia de Cuba en las Cumbre de las Américas completará el panorama de América Latina en este foro internacional, donde los países integrantes que asistirán, “sin duda apoyarán el restablecimiento de las relaciones entre La Habana y Washington”.

“Es importante la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas, porque no puede ser una Cumbre de las Américas sin Cuba presente, aunque faltaría que llegue Puerto Rico”, señaló el también secretario de relaciones internacionales del FSLN.

El caso Berríos

Por su lado, el excanciller Francisco Aguirre Sacasa consideró que no sería prudente la presencia del independentista puertorriqueño, Rubén Berríos, como parte de la delegación de Nicaragua, porque provocó descontento entre los mandatarios presentes en la Cumbre de la Celac en Costa Rica.

“Todo parece indicar que el señor Berríos volverá a ser integrado a la delegación nicaragüense, esta vez en su capacidad de asesor para asuntos internacionales y temas de descolonización de Nicaragua. No sé qué papel jugará Berríos en Panamá, pero sería un error que se repitiese el guión utilizado en Costa Rica”, recomendó Sacasa.

El excanciller dijo que “caería como un balde de agua fría” si el mandatario Daniel Ortega cede un espacio a Berríos para que reclame la independencia de Puerto Rico ante el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.