•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para el experto en derecho internacional Manuel Madriz, el incidente entre los presidentes Daniel Ortega y Luis Guillermo Solís, durante la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Costa Rica, no empeorará las relaciones entre Managua y San José.

“No creo que eso vaya a distanciar más a ambos países, por lo menos más distanciado de lo que están, no se va a poder”, señaló Madriz.

El altercado

El miércoles pasado, durante su intervención en la Cumbre de la Celac, el mandatario nicaragüense cedió el derecho a la palabra al independentista puertorriqueño Rubén Berríos, quien planteó a los presentes pronunciarse sobre la independencia de Puerto Rico de los Estados Unidos. Esto provocó que Solís, en su calidad de anfitrión, criticara criticara la acción. Ortega por su lado, defendió su derecho a ceder el espacio.

Política exterior

Madriz considera que la posición del presidente Daniel Ortega de pedirle a su homólogo costarricense “respeto”, es desde un punto de política exterior que se defiende en todos los foros y cumbres internacionales.

“Eso no fue una cuestión directa a Costa Rica, fue un planteamiento de Estado, de gobierno, ante un tema internacional. No es que Ortega le mencionó cosas incorrectas al presidente Solís sobre Costa Rica”, explicó Madriz.

El experto nicaragüense cree que la reacción del mandatario costarricense “fue indebida”, en el sentido que quiso llamar la atención a un jefe de Estado como Ortega, “como si fuera un niño”.