•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Seguridad de Costa Rica, Celso Gamboa, anunció su renuncia en lo que se constituye en la primera baja ministerial del Gobierno del presidente Luis Guillermo Solís (2014-2018).

El ministro dijo en una conferencia de prensa que se marcha para tomar un cargo en la Fiscalía General de la República, el cual no precisó, y agradeció al presidente Solís por la “confianza” que le brindó para realizar su trabajo.

“Puedo decir que la misión está cumplida. Costa Rica tiene índices de seguridad mejores a los del año anterior”, explicó Gamboa, quien saldrá oficialmente del cargo el próximo martes.

El ministro dijo que durante su gestión, que inició el pasado 8 de mayo con la llegada de Solís al poder, se han decomisado 19.5 toneladas de cocaína, 8.5 toneladas de marihuana comprimida y 11.4 millones de dólares, a organizaciones narcotraficantes.

Además, se desarticularon 147 bandas narcotraficantes, de las cuales 39 eran de carácter internacional.

Seguridad

Gamboa, cuya carrera se ha desarrollado principalmente como fiscal, también destacó que durante su gestión la inversión en seguridad alcanzó cerca de 350 millones de dólares.

“Este es un ciclo que concluye para iniciar una nueva etapa, siempre comprometido con la seguridad ciudadana. Pasaré a formar parte de la Fiscalía General de la República”, expresó.

El ministro comentó que ha sido un período de “desgaste” y que su deseo ahora es desempeñarse “en el ejercicio de la acción penal” como fiscal.

Gamboa anunció su salida en una conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal, en la que también estuvo presente el mandatario Solís.

El presidente dijo que se tomará unos días para designar al nuevo ministro que entrará en funciones el próximo martes, pero prefirió no referirse a los candidatos al cargo.

Lo que sí descartó Solís es que el jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Mariano Figueres, sea uno de los candidatos al puesto vacante.