•  |
  •  |
  • END

El retiro de la cooperación internacional del país no hará de Nicaragua una nación más libre, sino un país más empobrecido. Así no se van a resolver los problemas económicos y sociales, estamos retrocediendo enormemente en las libertades y el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

Lo anterior es parte del oscuro panorama que dibujó ayer el analista en temas internacionales Julio Icaza Gallard, quien consideró que las pasadas elecciones municipales del nueve de noviembre fueron una impostura, por lo que Nicaragua está entrando en un “terreno sumamente peligroso”.

“Se ve un panorama negro, y la comparecencia del Presidente fue una oportunidad que se perdió para poder haber conocido cuáles son las estrategias del gobierno para solventar la crisis de 2009”, expresó el también diplomático y jurista durante una ponencia sobre la crisis de legitimidad en Nicaragua y la cooperación externa.

Icaza explicó que Nicaragua resolverá los problemas económicos y sociales sin avanzar en el tema de la democracia, el respeto de las libertades y el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

No creer en espejismos
“Si hacemos de las elecciones una impostura, como se hizo el nueve de noviembre, estamos vulnerando el principio esencial de la democracia, estamos entrando en un terreno peligroso”, advirtió.

Consultado acerca de los países que podrían sustituir la cooperación europea y de Estados Unidos, dijo que tanto Rusia, como Irán y Venezuela, son sólo un espejismo y cada uno de ellos enfrenta sus propias crisis internas.

“En el caso de Venezuela, tiene el problema de la caída abrupta de los precios internacionales del petróleo y los problemas internos que tiene Hugo Chávez. En el caso de los otros dos, son países distantes y ninguna cooperación de estos países va compararse con la generosidad de los países europeos”, agregó.

Indicó que las soluciones que requiere el país son a corto plazo. “La situación es grave y debe resolverse rápidamente, y tengo serias dudas de que existan países cooperantes que puedan llenar el vacío que han dejado los países europeos”, reiteró el especialista.

Agregó que en Nicaragua se ha vulnerado el principio de legitimidad democrática, y con la vulneración de este principio vienen los problemas de ingobernabilidad, la vulneración del estado de derecho y la violación de derechos humanos.