•  |
  •  |
  • END

A pesar de la crisis institucional que mantiene enfrentados al Poder Ejecutivo con el Legislativo, las consultas al presupuesto para el año 2008 continúan, y hasta ayer las solicitudes de dinero extra por parte de varias instituciones del Estado superan los tres mil millones de córdobas.

Sólo el ministro de Educación, Miguel De Castilla, hizo ayer una valoración de sus necesidades en unos 1,400 millones extra a la partida presupuestaria que le asignó el gobierno para el próximo año, que es de cuatro mil 363 millones; sin embargo, el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Francisco Aguirre, considera que el problema no es de dinero, sino más bien de calidad en la ejecución de los recursos concedidos.

Aguirre criticó que mientras el ministro De Castilla pide más dinero, su cartera cerrará este año con una subejecución presupuestaria del 40 por ciento, principalmente en el rubro de inversión, tomando en cuenta que el año está por terminar y que diciembre no se vislumbra como un mes de grandes inversiones.

Incremento salarial para delegados y asesores

Uno de los rubros que el ministro de Educación pretende incrementar es el salario a los delegados departamentales y municipales, asesores pedagógicos, supervisores y directores de centros escolares. De Castilla se negó a revelar las cifras que está pidiendo en concepto de aumento de sueldo para estos cargos.

En el área de inversión en infraestructura, De Castilla ha pedido 231 millones de córdobas extra para la construcción de al menos 667 nuevas aulas de clases.

Por su parte, Aguirre insistió en que existen problemas más importantes que no necesariamente tienen que ver con aumento salarial, entre ellas, el hecho de que el 60 por ciento de las escuelas de primaria y secundaria del país están construidas en terrenos que no les pertenecen o que están en litigio.

A juicio de Aguirre, esto provoca un serio problema de la propiedad escolar que debería resolverse de inmediato, y para ello se debe destinar una partida presupuestaria.

Presiones en medio de consultas

Por otra parte, Aguirre admitió que ha recibido presiones del Frente Sandinista para que el Presupuesto sea aprobado a más tardar el próximo viernes 14 de diciembre, un día antes del cierre de la legislatura.

Recordó que una de las condiciones de la carta de intenciones que el gobierno firmó con el Fondo Monetario Internacional, FMI, tiene que ver con la aprobación del Presupuesto.

Sin embargo, advirtió que hay quienes quieren utilizar el presupuesto como “un arma poderosa contra el FSLN”. En una aparente contradicción, el presidente de la Comisión Económica denunció que quienes desearían utilizar ese presupuesto como arma de presión contra el Frente Sandinista echarían a perder la posibilidad que el presupuesto aprobado pueda cumplir con lo negociado con el FMI y el Banco Mundial, así como con los donantes.

En este sentido, el miembro del ejecutivo nacional del PLC propone que hay que buscar un equilibrio.

En todo caso, Aguirre recordó que si el presupuesto no se aprueba, la propuesta del gobierno regirá por los primeros tres meses del próximo año, pero recordó que en la tercer semana de enero llegará al país una misión evaluadora del FMI, y si para entonces el presupuesto continúa sin aprobarse en la Asamblea Nacional, el programa con el Fondo podría “resquebrajarse”.