•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los diputados de las bancadas opositoras Partido Liberal Constitucionalista, PLC; Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y Movimiento Renovador Sandinista, MRS, fracasaron esta mañana en su intento por reunir 47 votos para iniciar una sesión plenaria en la que pretendían aprobar una iniciativa de ley para anular las elecciones municipales del pasado nueve de noviembre.

Alegando un “enorme fraude electoral” por parte del partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, (FSLN), que se adjudicó 105 de las 146 alcaldías en disputa, los legisladores liberales pretenden anular los comicios, pero solo lograron sumar 44 votos, ante la “fuga” de uno de los miembros de la bancada del PLC, Guillermo Osorno Molina, quien se plegó al partido oficialista.

Seis diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, ni siquiera se presentaron a la sesión; mientras que los diputados independientes Juan Ramón Jiménez y Mario Valle Dávila, tampoco asistieron a la sede del Parlamento. 

De previo, el presidente del Poder Legislativo dio asueto hoy y mañana a los trabajadores del Poder Legislativo, lo que hizo más difícil el trabajo de los diputados opositores.

Al final, la oposición debió levantar la sesión –que ni siquiera comenzó-, con solo 25 diputados del PLC, 15 de la Bancada Democrática, Tres del MRS y uno independiente para un total de 44 diputados. 

Argumentando que no existían las condiciones para sesionar (no había luz, teléfonos, servicio, audio, ni asistentes), el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, respaldado por el primer vicepresidente Luis Callejas, decidió suspender la sesión; sin embargo, lo cierto es que no tenían los 47 votos requeridos para sesionar.