•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El general Julio César Avilés, quien ayer juró para un segundo periodo al frente de las fuerzas armadas nicaragüense, dijo que tiene como meta fortalecer los medios que aseguren las misiones de defensa de su Fuerza Naval, Fuerza Aérea y defensa antiaérea, como parte de un nuevo Plan de Modernización en la institución.

La ratificación del general Avilés se llevó a cabo ayer en la Plaza de la Revolución de la capital, en un acto que puso en pausa la cadena de tradicional sucesión de mando en el Ejército de Nicaragua. Desde la histórica plaza, el alto mando militar dijo que solo espera la autorización del presidente de la República para formular los planes y proyectos de esa política de seguridad nacional.

“En el marco del Plan de Modernización y Desarrollo del Ejército, seguiremos avanzando en los seis ejes para asegurar un Ejército patriótico, fuerte, leal y cohesionado con las capacidades necesarias para defender y proteger a nuestro pueblo”, aseguró Avilés luego de obtener el bastón de mando, por parte del presidente Ortega.

Contra narcoactividad

Después de jurar el respeto a la Constitución Política, los derechos y libertades del pueblo nicaragüense, el general Avilés se comprometió a que las fuerzas armadas seguirán aportando a la estabilidad, tranquilidad y seguridad de las fronteras, puertos, aeropuertos, objetivos estratégicos, mares, aguas interiores, litorales y zonas rurales.

“Seguiremos luchando contra el narcotráfico y el crimen organizado, contribuiremos a garantizar la seguridad nacional y por supuesto haremos todo para asegurar el mayor tesoro de los nicaragüenses: la paz”, detalló.

El alto militar prometió que su institución estará siempre subordinada al poder civil y prometió fidelidad al presidente de la República. “El patriotismo, la institucionalidad, el profesionalismo y la modernización, así como la credibilidad seguirán siendo pilares en nuestros actos. Continuaremos trabajando a lo que mandata la Constitución Política”, dijo.

El general Avilés destacó que el Ejército seguirá siendo una institución de carácter profesional, apartidista, apolítico, obediente y no deliberante, que tiene como misión fundamental la defensa de la soberanía, la independencia y de la integridad del territorio.

Respaldo

El jefe de la institución se comprometió además apoyar en la seguridad de los estratégicos proyectos que ejecuta el Gobierno como el Canal Interoceánico, Tumarín y el desarrollo de puestos, aeropuertos y el impulso del turismo.

“A nuestro pueblo y a usted presidente, le decimos cuente con el firme respaldo de nosotros para el cumplimiento de estas titánicas y relevantes obras”, dijo.