Esteban Solís R.
  •  |
  •  |
  • END

La bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, amenazó con no aprobar el Presupuesto General de la República de 2008 si la Corte Suprema de Justicia en pleno no revierte la sentencia en donde un grupo de sus magistrados legalizó los Consejos del Poder Ciudadano.

Ayer, el presidente de la comisión económica del parlamento, el liberal Francisco Aguirre Sacasa, argumentó que sería irresponsabilidad de los legisladores de su bancada, discutir y aprobar el Presupuesto en medio de una crisis institucional, porque daría la sensación de que en este país “no ha pasado nada” cuando la realidad es que se ha producido un terremoto político.

Guerrilla parlamentaria

Por su parte, el primer secretario de la mesa directiva del Poder Legislativo, Wilfredo Navarro, dijo que le van a hacer una guerrilla parlamentaria al presidente Daniel Ortega para obligarlo a respetar la institucionalidad.

Entre tanto, el ex presidente Arnoldo Alemán reiteró su invitación a un diálogo nacional sin condiciones previas, con una agenda abierta para “salvar a Nicaragua del despeñadero hacia donde nos está llevando este gobierno”.

También insistió en que se debe pensar bien en el futuro, “esto es como un juego de ajedrez, hay que analizar bien las estrategias”, dijo.

Sigue doliendo lo de “perros rabiosos”

El calificativo de “perros rabiosos” utilizado por el gobernante contra la oposición, sigue sacando chispas. Nuevamente reaccionó Alemán señalando que el PLC no caería en el mismo error del jefe de Estado, cuyo comportamiento como estadista no es el más adecuado.

“Ya es suficiente que nos lleve al precipicio, y nosotros no vamos a incendiar este país porque no es lo que queremos para Nicaragua”.

Entre tanto, Navarro manifestó que el comandante Ortega se cree un “Napoleón tropical” atropellando la institucionalidad.

Cero plata para Secretaría

Por otra parte, la bancada de ALN y el PLC han aseverado que no destinarán recursos a la Secretaría del FSLN bajo la fachada de gastos de la Presidencia de la República. Tampoco permitirán que por vía indirecta se destine recursos a los CPC.
Eduardo Montealegre advirtió que no aceptan el lenguaje del Presidente y que lo han recibido como una amenaza. “A un perro rabioso se le echa preso, se le pone a dormir, pero definitivamente no se le deja andar en la calle solo, y al decirnos perros rabiosos, es un mensaje muy malo el que está enviando el Presidente de la República a los diputados de la Asamblea Nacional”, afirmó.

Indicó que no habrá solución a la crisis institucional “mientras la Corte no le devuelva las facultades a la Asamblea Nacional”, al mismo tiempo que negó que busque colocar una escalera a Ortega para salir de la crisis.

Montealegre dijo que no está de acuerdo con ninguna reforma constitucional, ni con el parlamentarismo, mucho menos con la reelección presidencial.