•  |
  •  |
  • END

El mandatario Daniel Ortega recibió ayer la presidencia temporal del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) al concluir la XXXIII Cumbre Ordinaria de miembros del SICA, donde los gobernantes centroamericanos acordaron “un plan de medidas urgentes” para enfrentar la crisis financiera mundial.

Los presidentes instruyeron “a las autoridades competentes a implementar oportunamente las medidas contenidas en dicho plan”, dice la declaración de San Pedro Sula.

Oficialmente el mandatario asumirá la presidencia de la instancia regional en los primeros días de enero. En su discurso, al finalizar la reunión, que empezó tarde por su retraso de dos horas, Ortega habló nuevamente sobre “el fracaso del capitalismo”.

“Nos vendieron un modelo, nos impusieron un modelo, y ese modelo nos tenía y nos tiene amarrado de manos de pies, y nos ha tenido amordazado. Nosotros ahora nos estamos quitando las mordazas y somos más libres”, dijo el mandatario, quien agregó que se están buscando recursos “para que no se desplome la lucha contra la pobreza”.

“Hoy más que nunca tenemos que unirnos”, insistió Ortega. La reunión se efectuó en San Pedro Sula y uno de los principales temas que abordaron los presidentes centroamericanos fue la crisis financiera mundial y su impacto en la región.

Acuerdos
El escrito contiene 41 puntos, en el que los mandatarios acordaron impulsar la pronta capitalización del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), además de gestionar el mantenimiento de líneas de crédito.

“Instruir sobre el análisis del proyecto ‘Acuerdo de Alianza Regional para la Protección del Migrante Centroamericano’”, es uno de los puntos, junto al que recordaron la importancia de la pronta entrada en vigor del convenio de creación de la visa única regional, aprobada ya por Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua (CA-4).

Entre los acuerdos está “dar prioridad inmediata a la inversión en infraestructura productiva de apoyo a la producción, en especial a los caminos de penetración”, y “promover programas de estímulos al comercio intrarregional”.

Según informa la AP, el ministro de Economía de El Salvador, Ricardo Esmahan, dijo que “los mandatarios adoptaron medidas urgentes para enfrentar la crisis internacional, particularmente por las expectativas que el problema está generando a nivel mundial”.