•  |
  •  |
  • END

Unas 25 personas que recorrieron encadenadas varios municipios del sur del país por tres días buscando avales para un recuento de votos, regresaron ayer a Managua portando unas nueve mil firmas de personas que demandan la revisión de las actas en los municipios donde se violentó la voluntad popular.

Durante el recorrido los manifestantes recogieron firmas de apoyo a su propuesta. La caminata salió a eso de las ocho y treinta de la mañana del parque de La Paz, en Managua, hacia Diriamba.

La Coordinadora Civil y varios diputados del Movimiento Renovador Sandinista y del Movimiento Vamos con Eduardo recibieron a los marchistas que se movilizaron por los municipios del El Crucero, Diriamba, San Marcos, Masatepe, Masaya y Managua.

Es una posición firme
“Le demandamos a los diputados que mantengan una posición firme por Nicaragua”, dijo Ermis Morales, uno de los dirigentes del Movimiento.

“Nicaragua no aguanta más” afirmó, por su parte Georgina Muñoz, enlace nacional de la Coordinadora Civil. “Hay problemas económicos que deben resolverse y encontrarse una salida integral a los problemas de gobernabilidad y democracia”, agregó.

Expresó que el país atraviesa una situación difícil y la imagen internacional de Nicaragua está muy deteriorada.

“El gobierno, erróneamente, quiere hacernos creer que por las festividades de fin de año las cosas están bien, pero en realidad hay mucha tensión”, sostuvo.

Agregó que los ciudadanos que los apoyaron con su firma piden que haya respuesta inmediata al problema de la transparencia y la legitimidad del Consejo Supremo Electoral.