•  |
  •  |
  • END

Puerto Cabezas
“Sólo la unidad nos hará fuertes”, fue el lema del candidato a alcalde del Partido Resistencia Nicaragüense, PRN, Álvaro Ramírez Castro, quien junto a la candidata a vicealcaldesa, Ivonne Céspedes Blandón y a cinco candidatos a concejales, la tarde de ayer decidieron unirse en un acto público a la Alianza PLC.

Entre las razones, exponen los renunciantes, está el hecho de que el presidente y el vicepresidente nacional del PRN, Julio César Blandón y José Benito Bravo Centeno, respectivamente, son funcionarios de alto nivel del gobierno orteguista y reciben órdenes del presidente Daniel Ortega. Además, tienen cargos de asesores de la ministra de Gobernación, “donde más que asesorar, su trabajo es desunir el voto democrático”.

Intención es dividir el voto democrático
“El interés de ellos es continuar dividiendo el voto para que las fuerzas democráticas no logremos llegar al poder, pero eso aquí se acabó”, dijo el candidato del PRN en el municipio de Puerto Cabezas.

Campaña sin recursos
Álvaro Ramírez también se lamentó de la falta de apoyo económico por parte de la dirigencia nacional para hacerle frente a la campaña municipal, mientras ellos se dan la gran vida en Managua, dijo, refiriéndose al presidente y al vicepresidente nacional.

Durante el acto de concentración estuvieron presentes dirigentes regionales del PLC, el candidato a la alcaldía por el PLC, Osorno Coleman; Alfonso Smith, de la facción “Yatama no orteguista”, y unas seiscientas personas que salieron de los barrios de la ciudad al parque municipal donde tuvo lugar la concentración.