Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Los diputados liberales propusieron ayer impulsar un referendo que valide la ley de anulación de las elecciones municipales que pretenden aprobar en el Parlamento, y a lo cual se oponen los legisladores del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, junto a sus colegas de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y los independientes Mario Valle Dávila y Juan Ramón Jiménez.

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, se reunieron ayer con sus colegas de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS. Del encuentro surgió una propuesta de nueve puntos, uno de los cuales se refiere al referendo para validar la anulación de los comicios municipales del pasado nueve de noviembre.

Los liberales se basaron en los artículos 134 y 136 de la Ley Electoral, los que establecen precisamente “someter a consideración directa del pueblo, leyes o reformas de carácter ordinario o constitucional, para su ratificación”; además que “la iniciativa de decreto legislativo para un referendo corresponde a un tercio de los diputados ante la Asamblea Nacional o directamente al pueblo cuando ésta así lo solicite, con un número no menor de 20 mil firmas”.

Según el jefe de bancada del PLC, Maximino Rodríguez, la propuesta incluye la exigencia al Consejo Supremo Electoral, CSE, para que realice un recuento de actas en todo el territorio nacional y no sólo en los 44 municipios que propuso la diputada Jamileth Bonilla.

FSLN opuesto a “ilegalidad”

Por su parte, el Presidente de la Asamblea Nacional reiteró que no citará a sesión plenaria para aprobar una ley inconstitucional, sin embargo, cifró sus esperanzas en que los diputados liberales depongan su actitud y se reintegren al trabajo legislativo para aprobar las leyes y decretos de carácter económico que se encuentran pendientes.

Núñez insistió en que cerrará la legislatura el próximo lunes 15 de diciembre, tal como lo establece la Ley Orgánica del Poder Legislativo, pero no descartó la posibilidad de convocar a una sesión extraordinaria en fechas posteriores, siempre y cuando la solicite la mayoría de legisladores.

“Si los liberales insisten en la iniciativa de ley para anular los comicios municipales, no habrá sesión, porque la Asamblea Nacional no tiene facultades para anular elecciones”, dijo tajantemente Núñez.

Ante la posibilidad de una sesión extraordinaria, el jefe de la bancada del PLC, Maximino Rodríguez, dijo que estarán atentos a que tanto la convocatoria, como la sesión misma, sean legales y cuenten con los diputados que se requieren para el quórum.

Rodríguez dijo que tiene conocimiento de que el presidente de la República, Daniel Ortega, estaría presionando a René Núñez para que después del 15 de diciembre convoque a una sesión extraordinaria. “Habrá que ver que en esa sesión también haya quórum en la Junta Directiva”, expresó el legislador liberal.