•  |
  •  |
  • END

La sede de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, quedó con las persianas quebradas y las computadoras destrozadas como parte de las protestas que realizaron representantes de dicha organización. Los universitarios se oponen al congreso extraordinario convocado por la dirigencia estudiantil, en el cual pretende erigirse como presidente de esa organización por dos años más el sempiterno César Pérez.

La denuncia que hacen los dirigentes de recintos es que Pérez realizó malversación de fondos. “Según cálculos, él gasta 200 mil córdobas mensuales, los cuales utiliza para beneficio propio. Compra la conciencia de los estudiantes con licor y dinero, por eso no podemos permitir que se malgaste el presupuesto del seis por ciento, el cual debe ser invertido en las universidades”, dijo Saúl Cajina, Secretario de Relaciones Internacionales de la directiva que encabeza Pérez.


Sale corrupción a flote
Los jóvenes que luego intentaron persuadirse mutuamente, llegaron a gritos ensordecedores y a una maraña de voces indescifrables. Los argumentos eran lo menos importante, y aunque los universitarios rechazaban la falta de diálogo, tampoco parecían estar dispuestos a hacerlo, encerrándose cada uno en sus ideas.

Entre las acusaciones también señalaron la falta de becas, alimentación, la corrupción de los dirigentes y la exclusión de cualquier disidencia.

A las 11 de la mañana comenzó la toma de la casa nacional de la UNEN, a las 12 ya no había nadie, solamente algunos dirigentes lamentando los hechos y condenando la violencia. Ahora desde su oficialismo catalogaron como vagos y delincuentes a sus detractores.


Que CNU medie
Por la tarde, los presidentes de recinto de la UNAN-León y UNAN-Managua, de la Universidad Agraria, UNA, y de la Universidad de Ingeniería UNI, se reunieron con el presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera, para pedir que medie con los dos grupos y evitar que se hagan reformas, o de lo contrario harían una huelga en las cuatro principales universidades públicas del país.

“Pedimos que haya una reflexión de parte del CNU y que sutilmente medie para que se respeten los estatutos de UNEN y la Ley 89”, dijo Manuel Ruiz, Presidente de UNEN de la UNAN-León.


¿Intereses ajenos?
Talavera dijo que no intervendría y que por la autonomía estudiantil prefería que los mismos estudiantes resolvieran sus contradicciones, y señaló el peligro de que las universidades se conviertan en “campos de batalla de intereses ajenos”.

Junto a Ruiz se encontraba Alejandro Duarte, Presidente de la UNEN de la UNAN-Managua, quien confirmó que al igual que los otros presidentes de recinto en rebeldía, no han sido invitados, y a cambio han sido llamados al congreso otros miembros a quienes legalmente no les corresponde.


Pérez acusa a Yasser Martínez
Por su parte, César Pérez dejó entrever que quien está detrás de las protestas es el ex dirigente estudiantil y ahora diputado Yasser Martínez, pero prefirió minimizarlo y no dar más detalles. En el congreso Pérez pretende cambiar los estatutos sobre la forma de elección de la Junta Directiva y del presidente de UNEN.

Luego de esa reunión con el presidente del CNU, los estudiantes cerraron el tráfico frente a la Universidad Agraria, provocando embotellamiento en la Carretera Panamericana. El tráfico era cerrado cada cinco minutos y los morteros intimidaban a la población. Algunos vestían camisetas con la consigna gubernamental “El Amor es más fuerte que el odio”.

Por la mañana dirigentes estudiantiles del Recinto Universitario “Carlos Fonseca” y de la UNA se reunieron para organizar sus protestas y evitar, según ellos, la reelección de Pérez, y hasta plantearon la posibilidad de ampararse ante el Tribunal de Apelaciones para que no se violenten los estatutos de UNEN.

Los presidentes de recinto se oponen y prefieren que la elección se mantenga a través del voto universal de los estudiantes. Además, anunciaron protestas para hoy, que inicia lo que ellos llaman un reducido cónclave alrededor de Pérez.


Con la colaboración de Leonor Álvarez