Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Redacción Central

El misionero católico Alberto Boschi podría haber salido del país rumbo a Italia hace aproximadamente ocho días, tras haber sido condenado a un año de prisión por el juez Octavo Local Penal, Celso Urbina, informaron fuentes cercanas al italonicaragüense.

Según las fuentes, Boschi, quien calificó el juicio como “político”, había pedido asilo a la embajada de Italia antes de que fuera condenado por el juez Urbina, a sugerencias de las estructuras del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, partido político del cual es militante y por el que fue candidato a alcalde de Ciudad Sandino.

Este diario quiso obtener la versión de la embajada italiana, pero no fue posible obtener su versión porque laboran hasta las 2:30 p. m.

El abogado defensor, Alberto Novoa, manifestó que desconoce si su cliente se fue del país, pues aseguró que no lo ve desde que lo condenaron el pasado 28 de noviembre.

Sin embargo, Novoa aseguró que Boschi no tiene retención migratoria y que por tanto “él puede salir (del país)”. El abogado no quiso emitir m ás comentarios al respecto alegando que no ha visto a su cliente.


Los antecedentes
Boschi fue enjuiciado por los sucesos del pasado 30 de julio, en las inmediaciones de la Rotonda “Rubén Darío”, donde asistió, junto con un grupo de personas procedentes de Ciudad Sandino, para apoyar una protesta del llamado grupo Puente contra los rótulos del presidente Daniel Ortega.

En esa ocasión, simpatizantes del partido de gobierno que cuidaban los rótulos atacaron con violencia a los protestantes, y en medio de la trifulca resultó herido en una pierna el periodista del Canal 4 Antenor Peña.

Boschi fue condenado a un año de prisión por los delitos de portación ilegal de arma de fuego y por inducir a la violencia en contra de Peña.

No obstante, desde el comienzo el misionero católico negó tal responsabilidad y calificó de persecución política el juicio abierto en su contra.