•  |
  •  |
  • END

Varios organismos de la sociedad civil pidieron ayer al presidente Daniel Ortega que no siga haciendo daño al país al provocar con sus “exabruptos y prepotencia” el retiro de la cooperación internacional para Nicaragua, lo que afecta únicamente a las personas más empobrecidas del país.

Tanto la Coordinadora Civil, el Instituto para el Desarrollo y la Democracia, así como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, se lamentaron del discurso “poco conciliador y prepotente” del mandatario, quien públicamente ha dicho que a él no le hace ningún daño el retiro de dicha cooperación.

Para la doctora Vilma Núñez, Presidenta Ejecutiva del Cenidh, que la Unión Europea suspendiera la ayuda al Presupuesto General de la República es una reacción lógica ante los “exabruptos y la prepotencia” del mandatario Daniel Ortega, quien nos lleva a mayor crisis social y económica.

“Nos está exponiendo a más hambre, miseria y más privaciones de los servicios básicos. El presidente Ortega es el único responsable de esto”, dijo la defensora de derechos humanos, al agregar que él mismo ha dicho que al final el pueblo es el único que sufre. “Eso es muy cierto, pues Ortega tiene suficiente respaldo económico, y a sus enormes ingresos eso no le afecta en nada”.

El foro equivocado
La representante del Cenidh también lamentó que las declaraciones sobre problemas internos las haya trasladado a la cumbre de América Latina, celebrada en Brasil, donde no era el foro adecuado para plantear el tema.

“Creo que el mandatario nicaragüense esperaba una reacción de solidaridad. Esperaba una declaración de los países presentes en contra de las decisiones de los países cooperantes, sin embargo, su imagen se ha deteriorado a nivel internacional y nadie se pronunció al respecto. Hizo una declaración completamente inadecuada y nos pone en vergüenza a todos”, agregó.

Georgina Muñoz, enlace nacional de la Coordinadora Civil, dijo que el retiro de la cooperación internacional se está dando por la poca transparencia en los pasados comicios municipales del nueve de noviembre, pero además, por la negativa de revisar las actas y revisar los votos de los ciudadanos en dichas elecciones.

“Esas son evidencias de la falta de voluntad política del gobierno y los cooperantes lo han visto. La cooperación trabaja bajo requisitos que deben cumplirse, bajo acuerdos internacionales, y no se han cumplido como debe ser, ellos tienen el derecho de entrar en un periodo de reflexión y análisis”, añadió.

Expuso que los cooperantes no han inventado nada, ya que todos los sectores del país, iglesias, empresa privada, ONG, se han pronunciado sobre las mismas irregularidades.

Gobierno debe buscar consenso
Mauricio Zúñiga, Director Ejecutivo de del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, expresó que el retiro de la cooperación va tener un impacto severo en Nicaragua.

“Sobre todo porque el presupuesto depende en gran parte de la cooperación externa. Es obligación del gobernante (Ortega) leer las distintas realidades del país y leer los mensajes de los distintos actores. Si hay una cooperación que ha aportado y tiene como elementos importantes elecciones transparentes, el gobierno está obligado a buscar un consenso, a buscar solución a lo interno del país”, sostuvo Zúñiga.