Miguel Carranza Mena
  • Managua |
  • |
  • |

A criterio del exjefe de seguridad del Estado, Lenín Cerna, los partidos de oposición no están preparados para las elecciones presidenciales de 2016, lo que los convierte en un oponente débil para enfrentar al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

El diputado opositor Eduardo Montealegre minimizó sus declaraciones argumentando que la oposición va más allá de los partidos políticos. Dijo que los opositores en Nicaragua no solo son los partidos políticos liberales sino los movimientos civiles, ciudadanos sin partidos e incluso simpatizantes del FSLN que no están de acuerdo con la forma de gobierno.

Pero Cerna cree otra cosa. “Cualquier observador ve obvio que el Frente Sandinista tiene bastante ventaja porque ha desarrollado un trabajo coherente y, por otro lado, el otro equipo que quiere jugar (opositores) todavía no cuadra a sus jugadores que deberían estar al frente. Entonces eso nos da ventaja”, explicó.

Organización

Cerna comentó que los partidos opositores tienen que ponerse de acuerdo para ir a las elecciones de 2016, aunque eso no significa que “derrotarán al partido de gobierno”.

"En términos prácticos eso está bastante difícil, pero vamos a ver: la vida como, dice el comandante (Bayardo) Arce, hay que vivirla para saber por dónde viene. Cuando un equipo no está conformado y va a entrar al estadio sin conformarse, entonces lógicamente lleva desventaja", precisó Cerna.

Una última encuesta de la firma M&R Consultores, realizada entre el 13 y 29 de diciembre de 2014, reveló que los partidos de oposición conformados por 4 organizaciones, sobresaliendo entre ellas el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el Partido Liberal Independiente (PLI), marcan juntos un 8.1% de simpatía política partidaria.

La encuesta realizada cara a cara señaló además que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que gobierna desde el año 2007, obtiene el 58.6% de simpatía; mientras los ciudadanos que no se identifican con ningún partido (los llamados independientes) marcan un 33.4%.

El estudio realizado con una muestra de 1,720 personas detalló también que a poco más de un año de las elecciones presidenciales, un 88.8% de los encuestados consideró que es importante votar, contra un 9.4% que piensa que no es importante y un 1.9% que no sabe o no responde.