•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega expresó su “profundo rechazo e indignación ante la inaceptable declaratoria, de corte imperial”, de su homólogo de los Estados Unidos, Barack Obama, “contra el Gobierno y el bravo pueblo bolivariano de Venezuela”, la que tildó de “agresiva” y “lesiva”.

En una carta de solidaridad con Venezuela y divulgada por el gobierno sandinista, el mandatario nicaragüense rechazó las sanciones impuestas el lunes por EE.UU. a altos funcionarios venezolanos y advirtió que “el imperio”, en alusión a Washington, “no cambia”.
Ortega acusó, además, a EE.UU. de “pervertir” la tranquilidad de los pueblos de Latinoamérica, “alentando rupturas golpistas, a su conveniencia”.

“Nuestra América caribeña vive nuevos tiempos. La brutal e inédita embestida contra el Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro Moros y el pueblo bolivariano de Venezuela, marca, en lenguaje, forma, y fondo, lo que siempre hemos denunciado: una indiscutible línea de continuidad de las políticas colonialistas del imperio norteamericano”, apuntó.

Nueva declaratoria
Según el presidente Ortega, América Latina y el Caribe vive “momentos trágicos, pero previsibles, en tanto que siempre hemos alertado y sostenido que el imperio no cambia”, anotó.

En tanto, en el parlamento nicaragüense la bancada del gobierno anunció una nueva declaratoria a favor del gobierno de Venezuela. La declaratoria será discutida y aprobada hoy en el plenario, dijo ayer a los periodistas la diputada sandinista Alba Palacios, primera secretaria de este poder del Estado.

El Poder Legislativo aprobó el pasado 26 de febrero con el voto de 61 diputados sandinistas, una declaratoria de apoyo y solidaridad a los gobiernos de Venezuela y Argentina, porque  a criterio de los legisladores, “estos gobiernos están siendo víctimas de sectores que promueven la inestabilidad”.

En esa ocasión los parlamentarios de la opositora bancada Alianza Partido Liberal Independiente (Bapli) criticaron la declaratoria de sus colegas. El diputado de la opositora bancada Alianza Partido Liberal Independiente, Eliseo Núñez, consideró ayer que tanto Estados Unidos como Venezuela tienen derecho a sentirse amenazados, pero que  “plegarse a un bando no debería ser de interés para Nicaragua”.