•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este viernes desde Mangua que “nadie podrá llevar a su país a una guerra, ni hoy ni los años por venir”, en referencia a la orden ejecutiva del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de que Venezuela representa una “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política de su país.

Maduro arribó este viernes a Managua, en una visita relámpago, para participar en un acto de apoyo organizado por el gobernante nicaragüense Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

El mandatario sudamericano fue recibido a las 7:30 de la noche por su homólogo nicaragüense Daniel Ortega.

En su discurso en la histórica Plaza de la Revolución de Managua, el mandatario venezolano dijo que su gobierno llenará la Casa Blanca de millones de cartas, expresándole a Estados Unidos que el mundo no quiere guerra.

Maduro dijo estar seguro de que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, va a defender con toda la fuerza de la diplomacia, de la política y de los pueblos, la región como zona de paz.

“Decimos en Venezuela: ‘zape gato, vade retro Satanás’, bien lejos con la guerra, no es nuestro destino. Nuestro destino está marcado, está escrito, nuestro destino es la paz, la paz con justicia, la paz con igualdad, la paz de pie no la paz de rodilla”, agregó el mandatario.

“Jamás no hemos sido, ni seremos una estrella en la bandera del norte, (Estados Unidos) aquí tenemos nuestra bandera, nuestro símbolo, nuestra identidad de pueblo mestizo y así seguirá siendo”, añadió Maduro.