•   Managua  |
  •  |
  •  |

Lázaro Gutiérrez Bolaños es de los pocos nicaragüenses que han tenido la oportunidad de encontrarse y saludar dos pontífices. Es el compañero fiel del cardenal Leopoldo Brenes desde que este asumió la Arquidiócesis de Managua y su trabajo es congelar en imágenes los mejores momentos del máximo jerarca de la Iglesia católica en Nicaragua; entre ellos, eventos de gran trascendencia en Roma.

En esta entrevista para El Nuevo Diario, el joven comunicador de 27 años de edad cuenta sobre su encuentro en dos ocasiones con el papa Francisco y en otra con el papa Benedicto XVI.

¿Cómo llegaste a la Oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Managua?
Trabajaba para el padre Rolando Álvarez, ahora obispo de la Diócesis de Matagalpa y él, en noviembre de 2005, me llevó a la Curia Arzobispal y me dijo: ‘Mirá, me nombraron vocero de la Arquidiócesis de Managua y necesito a alguien que sepa redactar’. Yo le dije: ‘Bueno, mi letra es fea pero mi ortografía no tanto’. Después de eso, me dijo ‘vas a trabajar para mí’ y allí me he quedado hasta la fecha.

¿Qué momentos te han marcado en estos diez años?
En el 2011, pude estar cerca del papa Benedicto XVI. En esa ocasión pude darle cobertura a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, España, donde estuvo el papa. Luego, en 2014, cuando nombraron cardenal a monseñor Brenes, tuve la oportunidad de estar en Roma y posteriormente cuando le entregaron su parroquia en octubre, tuve la dicha de saludar al papa Francisco. Creo que ese es uno de los momentos más bonito e histórico que recuerdo de mi trabajo.

¿Intercambiaste palabras con el papa Francisco?
Fue una odisea por la emoción. Un sacerdote y yo tuvimos la oportunidad de entrar junto al cardenal Brenes a una audiencia privada con el papa. Fue tal vez un encuentro de dos minutos, de decirle: ‘Santo padre, mi nombre es Lázaro, soy de Nicaragua’. Él se puso a reír y me dijo: ‘¡Ah de Nicaragua!’. ‘Soy el fotógrafo del cardenal Brenes’, le respondí, y él me dijo: ‘recen mucho por mí’. Eso me quedó grabado en la mente y el corazón.

Luego me lo volví a encontrar como a los dos, tres días, y le volví a decir: ‘Santo padre, fotógrafo del cardenal Brenes’. Se puso a reír muy contento, ‘recen por mí’, me volvió a decir. El papa en esa ocasión rompió el protocolo, porque él no saluda en esa área donde están los fotógrafos.

¿Platicaste con el papa Benedicto XVI?
Al papa Benedicto no lo pude saludar, pero sí lo tuve muy cerca porque tenía un lugar muy privilegiado como prensa.

La gente se acerca mucho al cardenal, ¿te ha llamado la atención alguna situación?
Gráficamente hay muchos momentos, pero creo que cuando la gente en silla de ruedas, las mujeres embarazadas o los ancianos se acercan al cardenal, para recibir una bendición un abrazo, una broma una cachetada, eso impresiona, porque no solo es el gesto de las personas que llegan a saludarlo sino el gesto del cardenal Brenes, que tiene esa delicadeza de atender a todas las personas de todos los niveles.

¿Cómo es tu relación con el cardenal Brenes?
Yo lo veo como un padre, creo que ya se lo he dicho en más de una ocasión porque el cardenal es muy paterno. Cuando tengo que tomar alguna decisión en mi vida personal o familiar, por la misma confianza que hay, yo le consulto a él y él me dice yo creo que es por aquí o es por allá.

¿Cómo considerás la participación del cardenal Brenes en los temas nacionales?
Es que no es que los pastores tengan que participar, es una doctrina de la Iglesia católica en general. La Iglesia católica está para anunciar las buenas nuevas y para denunciar las injusticias; entonces, la iglesia, creo yo, tiene que estar presente siempre iluminando desde el punto de vista evangélico o evangelizador los aspectos sociales de nosotros los nicaragüenses.

En el camino de la iglesia

TRAYECTORIA •     Lázaro Gutiérrez fue monaguillo, coordinador del coro y miembro de la Pastoral Juvenil en la parroquia Cristo Agonizante del Rosario, ubicada cerca del barrio Santa Ana, de Managua.
También fue profesor de música en esta parroquia. Antes de llegar a la Arquidiócesis de Managua, trabajó como locutor en la Radio Católica. Actualmente dirige un programa en esta misma radio los lunes, martes y miércoles, de 8:15 a 9:00 a.m.