•  |
  •  |
  • END

A 60 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la situación en Nicaragua, al respecto, no pinta nada bien. Por el contrario, para el año 2009 se vislumbra un “franco deterioro” de los más elementales derechos de los ciudadanos, y se señala como principal responsable de esta situación al Presidente de la República, Daniel Ortega.

“El presidente Ortega debe rectificar en 2009”, expresa la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Vilma Núñez de Escorcia, a su regreso de Europa, luego de visitar tres países como parte de los actos conmemorativos del 60 aniversario de la firma de la Declaración.

Según Núñez, durante uno de los eventos se analizó la situación del derecho a la alimentación y la falta de cumplimiento por parte de Nicaragua en este sentido, por ejemplo, el hecho de que en la Asamblea Nacional aún se encuentra “estancada” la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria, respaldada únicamente por el Frente Sandinista.

Programas que deberían ser buenos
Además, se abordaron los programas que ejecuta el gobierno nicaragüense, como “Hambre Cero”, el cual, según Núñez, tiene algunas desventajas, entre ellas que “se ha utilizado con fines políticos y los beneficios se han distribuido entre los allegados y simpatizantes del partido gobernante; así como el hecho de que durante la pasada campaña electoral municipal se utilizó como herramienta para la consecución votos.

Las críticas de la presidenta del Cenidh coinciden con la resolución emitida por el Parlamento Europeo, en la cual condenan a Nicaragua –y en particular al gobierno-, por lo que consideran “ataques contra los defensores de los derechos humanos, las libertades públicas y la democracia”. Además, los eurodiputados expresan su rechazo por la falta de transparencia de los pasados comicios municipales.

Es responsabilidad
de Ortega
A juicio de Núñez, hay una “mala percepción” de los países europeos en torno al cumplimiento de Nicaragua para con los derechos civiles, y esa apreciación negativa, agregó, es responsabilidad única y exclusivamente del presidente Ortega.

Núñez aconsejó al mandatario nicaragüense cambiar de estratega para el próximo año; y aunque no auguró un 2009 promisorio para los derechos humanos, insistió en que “Ortega debe rectificar” su política. “Está a tiempo; le quedan aún tres años de gobierno para reivindicarse con los nicaragüenses”, expresó la presidenta del Cenidh.

Con redactor de la declaración
La gira por Europa incluyó Alemania, Francia y Holanda. Durante uno de los principales eventos, Núñez aprovechó para conversar con uno de los redactores y firmantes de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el diplomático nacido en Alemania y nacionalizado francés, Stephane Hessel.

“Cuando le pregunté al doctor Hessel si la situación de los derechos humanos está mejor ahora que hace 60 años, él me contestó: ‘Hay que seguir luchando’”, dijo Núñez en torno a la conversación que tuvo con el histórico personaje que, junto a Elaeonor Roosevelt, rubricó el documento en diciembre de 1948.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus