•   Managua  |
  •  |
  •  |

Juan José Figueroa, quien cumplió su misión de 4 años y medio como embajador de El Salvador en Nicaragua, dijo que “las relaciones diplomáticas entre El Salvador y Nicaragua se han fortalecido” en los últimos años, debido a los esfuerzos de ambos gobiernos.

El embajador salvadoreño, quien recibió un reconocimiento de miembros del Grupo Parlamentario de Amistad Nicaragua-El Salvador en la Asamblea Nacional, por la gestión realizada,  indicó que no solo las relaciones diplomáticas entre ambos países son excelentes, sino también las comerciales, culturales y sociales.

INVERSIÓN

Figueroa, a quien se le reconoce por participar en la mediación entre los presidentes de El Salvador, Honduras y Nicaragua para declarar el Golfo de Fonseca como zona libre y de paz, destacó que la balanza comercial entre El Salvador y Nicaragua se incrementó en los últimos años.

“Las buenas relaciones entre ambos países han generado mejores condiciones para el intercambio comercial, esto ha desencadenado que hoy en día haya una mayor inversión salvadoreña en Nicaragua y viceversa”, destacó el embajador sin precisar cuánto es lo que El Salvador ha invertido en este país.

Figueroa, quien por decreto del Gobierno nicaragüense recibió la orden José de Marcoleta, en grado de Gran Cruz, manifestó que Nicaragua se está desarrollando a un gran nivel, lo que ocasionará que en unos años “se convierta en uno de los pilares del desarrollo en Centroamérica”.

“Nicaragua no solo ha mejorado en su infraestructura y economía, existe seguridad para los ciudadanos, hay constante construcción y estas generan empleo, desarrollo y estabilidad; el país es muy estable”, afirmó Figueroa.

ZONA DE PAZ

En cuanto al trabajo conjunto de El Salvador y Nicaragua en el Golfo de Fonseca, Figueroa manifestó que han logrado convertirla en una zona de seguridad, paz y desarrollo, donde se procura proteger a las comunidades y los recursos naturales.

“Ahorita estamos trabajando en un catálogo de 20 proyectos que se están apurando, entre ellos está la dinamización del ferri y el cuido del medio ambiente, hay muchos proyectos, pero aún están instaladas las mesas de trabajos para concretarlos”, manifestó el embajador saliente.

Entre los logros que Figueroa dice estar orgulloso de haber realizado en Nicaragua, destaca la firma de un convenio de entendimiento a través del Ministerio de Seguridad y Justicia de El Salvador, en conjunto con el Ministerio de Gobernación nicaragüense para trabajar en el tema de seguridad pública.

RECONOCIMIENTO

La primera secretaria de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, Alba Palacio, dijo que era justo entregar un reconocimiento a la meritoria labor que ha realizado el embajador salvadoreño durante su estancia en Nicaragua.

Señaló que dentro de sus contribuciones destaca el acuerdo de colaboración y amistad firmado entre los parlamentos de ambos países, donde se establecieron términos de cooperación, intercambio de información y consulta de leyes.