•  |
  •  |
  • END

El denominado “Bloque contra la dictadura”, integrado por los diputados de las cuatro bancadas parlamentarias de la oposición, parece desboronarse luego que ayer, por segunda ocasión, no tuvieron los votos necesarios para sesionar y aprobar tres iniciativas de ley, a fin de restablecer el orden constitucional y restituir las facultades del Poder Legislativo.

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, ALN-PC, y de la Bancada por la Unidad, enfrentan un resquebrajamiento de su alianza estratégica, pues los legisladores del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, amenazaron con abandonar el bloque opositor si los liberales insisten en impulsar una ley de amnistía que beneficie a Arnoldo Alemán y a Eduardo Montealegre.

Ayer, en la sede del Legislativo, cuatro diputados liberales no asistieron oficialmente a la sesión ordinaria. Otros cinco diputados llegaron al parlamento, pero no se hicieron presentes en el hemiciclo de sesiones, lo que levantó serias sospechas entre sus colegas sobre su ausencia.

El martes, ocho diputados del PLC no asistieron al Parlamento, por lo que tampoco pudieron sesionar por el mismo problema: falta de quórum.

Recriminaciones mutuas

Acusaciones y contraacusaciones es la tónica entre los presentes y los ausentes. Todos se acusan mutuamente de “pactar” en secreto con el partido de gobierno, el Frente Sandinista, pero al final el resultado es el mismo, no hay sesión y los diputados de la oposición no han podido restablecer el orden ni aprobar las leyes que se proponen, ente ellas, una interpretación auténtica de la Ley de Amparo.

La crisis entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo se originó luego que la oposición aprobó la Ley 630 para derogar los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, que creó el Presidente de la República, Daniel Ortega, a través de una reforma --que los mismos opositores respaldaron en enero pasado--, a la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo.

La Ley 630 fue vetada por el mandatario nicaragüense, y con el voto opositor de 52 diputados, el veto presidencial fue rechazado. Mediante un recurso de amparo, la Sala Constitucional, integrada por magistrados del partido de gobierno, dejaron sin validez la Ley 630, manteniendo vigentes los CPC.

La otra propuesta

La tercera propuesta de la oposición consiste en aprobar un decreto para desconocer la resolución de la Sala Constitucional, cuyos magistrados sandinistas emitieron para suspender la vigencia de la Ley 630.

Las iniciativas de amnistía, de interpretación auténtica de la Ley de Amparo y la del decreto legislativo, serían incluidas en una agenda legislativa acordada ayer en la reunión de junta directiva en la que también participaron los jefes de bancada.

Sin embargo, y para sorpresa de todos, el presidente del Parlamento, René Núñez, asistió a la sesión, pero ante la ausencia física --pues aparecía registrado en la pizarra--, del primer secretario y diputado del PLC, Wilfredo Navarro, la segunda secretaria, Alba Palacios, debió constatar el quórum de ley.

Al hacerlo, sólo 46 diputados estaban debidamente registrados, hizo falta uno sólo para que la sesión pudiera realizarse, en vista de lo cual, a Núñez no le quedó más remedio que suspender la sesión que nunca comenzó, ante la resignación del bloque opositor.

Tinoco y Palacios en enfrentamiento verbal

El jefe de la bancada del MRS, Víctor Hugo Tinoco, se enfrentó ayer verbalmente con su colega del Frente Sandinista y segunda secretaria del Parlamento, Alba Palacios. Ambos se ahusaban mutuamente de mentirosos. Palacios le encaró a Tinoco que el MRS está apoyando la iniciativa de amnistía, y por esa afirmación, Tinoco la tildó de mentirosa.

Además, Tinoco le reclamó a Palacios que el gobierno sandinista propuso un presupuesto para el próximo año que en nada beneficia a los pobres. Por momentos, las recriminaciones se subieron de tono, sin embargo, pronto se aplacó el conato de enfrentamiento.

Es la segunda vez que dos diputados se enfrentan verbalmente por posiciones políticas. Antes lo hicieron Wilfredo Navarro del PLC, y Luis Callejas, de ALN, ambos además miembros de la Junta Directiva del Parlamento.