Hatzel Montez Rugama
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

Diputados de la Asamblea Nacional aprobaron el pasado jueves el Libro Cuarto del proyecto de Ley de Código Procesal Civil, donde se detalla que en los procesos ordinarios y sumarios prevalecerá el método de la oralidad para agilizar los juicios, con el objetivo de brindar un mejor acceso a la justicia, aunque no se hará totalmente a un lado la escritura.

La diputada Irma Dávila, presidenta de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos, explicó que actualmente algunos procesos ordinarios pueden durar unos diez años en solucionarse, pero con la aplicación de las audiencias mixtas, en las que predomina la oralidad, los juicios podrían resolverse en cuatro meses.

“En cuanto a los procesos sumarios, considerando que no son de mayor complejidad, llegarían a tener solución en dos meses. Esto es algo que agilizaría la justicia y vendría a reducir los costos de trámites a las personas y al mismo Estado”, detalló Dávila.

“Este nuevo modelo procesal permitirá la materialización del acceso a la justicia, de la tutela judicial de forma transparente, tanto para quienes intervienen en el proceso como para la sociedad en general”, opinó el diputado sandinista Carlos Emilio López.

El ámbito del proceso ordinario es conocer temas como la tutela de derechos fundamentales y honoríficos, pretensiones colectivas, impugnación de acuerdos sociales, condiciones generales de contratación y arrendamientos urbanos o rurales de bienes inmuebles.

Mientras, el proceso sumario ve arrendamiento por las causas establecidas en la Ley de Inquilinato, pretensiones posesorias, demandas derivadas de accidentes de tránsito, derechos entre comuneros, partición de herencia y la negativa de inscripción registral expresa o presunta, entre otras.