Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La imposición de Eliseo Núñez Hernández para presidir la Junta Directiva del Parlamento se ha convertido en la “manzana de la discordia”, luego que ayer los diputados Eduardo Montealegre Rivas, Wilfredo Navarro Moreira y Enrique Quiñónez Tuckler, se opusieron al reo Arnoldo Alemán, y rechazaron un supuesto acuerdo en torno al respaldo total a Núñez Hernández.

Después de una reunión en la casa de Montealegre la tarde de ayer, Wilfredo Navarro dijo que al menos seis diputados más del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, se oponen a la imposición de Alemán, con los cuales, sumados a Quiñónez y a Montealegre, el “ungido” Eliseo Núñez Hernández queda sin los votos necesarios para presidir la Asamblea Nacional en el período 2009-2011.

Montealegre, Navarro y Quiñónez rechazaron, además, un comunicado oficial del PLC en el que se señala la existencia de un acuerdo definitivo de “todas las bancadas opositoras” para respaldar la candidatura de Núñez Hernández, “como la mejor opción de quitarle el control del Parlamento al Frente Sandi-
nista”.


¿Renuncias?
Por otra parte, a tono con las negociaciones de Alemán, y como “buenos soldados”, los diputados Maximino Rodríguez Martínez, Francisco Aguirre Sacasa y Carlos Noguera Pastora, renunciaron a sus aspiraciones de presidir la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, para, con ello, garantizar la elección de Núñez Hernández en el cargo.

Sin embargo, Eduardo Montealegre restó importancia a la acción de sus correligionarios, argumentando que “nunca” han sido candidatos oficiales.

“El ex Presidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, ya logró el necesario acercamiento con ALN, y las bancadas opositoras al FSLN están claras de que los seis votos de ALN son una necesidad para quitarle el control del Legislativo al FSLN”, se lee en el comunicado del PLC.


Alemán: “Una oferta que no pueda rechazar”

La insistencia de Alemán en la candidatura de Núñez Hernández se basa en que el diputado y presidente de ALN ya tiene un acuerdo con el FSLN para cederle dos cargos de la directiva a su partido, y por ello “había que mejorar la oferta dándole la presidencia del Parlamento”.

Los números de la oposición no cuadran, mientras que un pacto FSLN-ALN, le daría al partido de gobierno los 47 votos que se necesitan para elegir a la nueva Junta Directiva, de la cual el PLC podría quedar excluido. Los números que maneja Alemán son los 38 del FSLN, los independientes Mario Valle y Juan Ramón Jiménez; además del ex aliado del PLC, Guillermo Osorno Molina, más los seis de ALN.