Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La parálisis legislativa puede dejar una de dos situaciones definitivas: la ruptura o la continuidad del pacto Ortega-Alemán; sin embargo, si el líder liberal se decide por la segunda, el único perjudicado será el Partido Liberal Constitucionalista, PCL, así lo advierte el analista Cairo Manuel López.

Según López, el pacto entre el presidente Daniel Ortega y el ex presidente Arnoldo Alemán, inicialmente incluía un reparto de las cuotas de poder del 50 por ciento, pero la proporción en este momento ha puesto en desventaja al PLC.

López supone que dada esa situación, el PLC y otros partidos políticos no estarían de acuerdo con mantener ese status quo, sino que “les conviene revisarlo”.

En ese sentido, el ex presidente del Parlamento considera que la aprobación de la Ley Nulidad en la Asamblea Nacional, significaría la ruptura definitiva de ese pacto.

“Si se logra una mayoría suficiente para aprobar una Ley de Nulidad, eso afectaría el poder que en este momento está monopolizado por el Frente Sandinista. Es decir, nos llevaría a una ruptura del pacto”, asegura López.


PLC principal afectado
A juicio del analista, el aislamiento internacional en que ha caído el gobierno, sumado a la crisis económica que se augura para el próximo año, propician la ruptura del pacto Ortega-Alemán.

“Estos elementos juntos podrían llevar a una coalición de fuerzas no orteguistas a buscar un nuevo escenario en el país”, dice López.

Por el contrario, según López, nuevas negociaciones para repartirse las alcaldías en disputa entre el PLC y el FSLN, plantearían una reedición del pacto entre Ortega y Alemán.

López insiste en que el principal afectado ante esta situación sería el PLC. “La población comenzaría a alejarse del PLC y buscaría otras opciones que pudieran representar y defender el voto que expresaron en la urnas, en las elecciones municipales del nueve de noviembre”, asegura López.