•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Ley de Seguridad Privada, que ayudaría a reducir la informalidad en ese sector una vez que entre en vigor, podría estar dictaminada el próximo miércoles en la Asamblea Nacional, cuando concluyan las consultas que realiza la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos.

“Solo estamos ultimando detalles”, aseguró el vicepresidente de la Comisión, el diputado Filiberto Rodríguez.

En Nicaragua, existen aproximadamente 160 empresas de seguridad privada, las cuales emplean a 21,000 guardas de seguridad que laboran en turnos rotativos.

CON JUSTICIA

Según Rodríguez, la ley agrupa a la pequeña, mediana y gran empresa, con el objetivo de tratar con justicia a todos y equilibrar el sector.

“Por ejemplo, con el pago de las multas y de las licencias de operaciones de cada empresa, estas serán canceladas de acuerdo con las capacidades económicas de cada empresa, así no se afecta ni a la pequeña, mediana o a la gran compañía que brinde este tipo de servicios”, explicó el diputado.

“Otra novedad es que hablamos con las aseguradoras, y de ahora en adelante si un trabajador de estas empresas fallece, la compañía debe garantizar una cantidad equivalente a US$2,000 para respaldar a la familia”, indicó Rodríguez.

El diputado por el Partido Liberal Independiente (PLI), Luis Callejas, justificó que esta ley tiene varios meses en la Comisión porque se ha tenido una consulta amplia, que estima originará una ley muy eficiente.