•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El canciller costarricense, Manuel González, estima que los argumentos de Nicaragua durante la etapa de audiencias realizada recientemente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya, “casi rayaban en la ocurrencia”, según una entrevista publicada ayer por el diario La Nación, del vecino país.

González asegura que el racionamiento jurídico de su país “fue más sólido que el de Nicaragua”, según el texto.

Ambos países tuvieron un nuevo período de deliberaciones ante la CIJ tras una denuncia costarricense por la supuesta invasión de Nicaragua en su territorio, en octubre de 2010, y una queja de Nicaragua por daños ambientales de parte de la nación tica.

DUDA ACATAMIENTO

González, quien encabezó la comitiva costarricense ante la CIJ, también manifestó en la entrevista su duda sobre si Nicaragua cumplirá el fallo que dicte la Corte, tras sostener que su país sí lo hará.

Sin embargo, autoridades nicaragüenses ya han expresando en reiteradas ocasiones que el país acatará el fallo, entre ellos el canciller Samuel Santos, citando al Presidente de la República Daniel Ortega.

“Nuestro presidente ha dicho muchas veces que el fallo que salga, Nicaragua lo aceptará, como ha aceptado todos los fallos de la Corte Internacional de Justicia”, dijo Santos a finales de abril.

El ministro costarricense también calificó la presentación de Nicaragua como “improvisada”, con argumentos “basados en reacciones”.

No obstante, el equipo de abogados de Nicaragua en La Haya y expertos nicaragüenses en Derecho Internacional también han defendido la “contundencia” de los argumentos nicaragüenses ante la Corte.

Según González, "lo peor, peor, peor sería que (la Corte) dijera que Calero es nicaragüense y que Costa Rica causó un daño a Nicaragua y debemos indemnizarla”.