•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diputados oficialistas anunciaron que impulsarán una nueva Ley de Buró de Convenciones, luego de que el Poder Ejecutivo vetara totalmente la legislación que había sido aprobada.

Se va a “crear una nueva Ley de Buró de Convenciones más simple”, dijo el diputado Edwin Castro, coordinador de la bancada del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Castro expresó lo anterior al referirse al  “veto total” que el presidente Daniel Ortega realizó el pasado miércoles 13 de mayo a la Ley 894, “Ley de Buró de Convenciones”, por considerarla “compleja y engorrosa”, lo que impide lograr sus objetivos, por lo que sugirió una nueva redacción.

El proceso
“Lo que procede es estudiar primero el veto del Presidente, aceptarlo o rechazarlo en la asamblea. En el caso de nuestra bancada, vamos a aceptar el veto  y trabajaremos con el Ejecutivo para elaborar una ley más simple”, explicó Castro.

En ocho años de gobierno de Daniel Ortega, se han realizado cuatro vetos parciales y dos totales a las leyes.

Aseguró que la consulta para esta ley fue bastante amplia, pero “el Presidente  tiene el criterio de que es demasiado engorrosa”.

“Vetar esta ley es un derecho del Presidente, no es que nos equivocamos, simplemente no le parece por su complejidad. Parte de la democracia es que el Presidente tenga un criterio diferente al de los diputados”, concluyó el legislador.

Otros casos
Pablo Ferrey Rivera, Director general de Asesoría Legislativa, dijo que durante los ocho años de gobierno de Daniel Ortega, el Ejecutivo ha realizado cuatro vetos parciales y, junto al veto de Ley de Buró de Convenciones, son dos los vetos totales.

“En el año 2007 se realizó un veto total a la ley 630, Ley de Organización, Competencia y Procedimiento del Poder Ejecutivo. Este fue rechazado por la Asamblea Nacional y posteriormente fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia”, detalló Ferrey.

Asimismo, indicó que entre los vetos parciales figura la Ley 704, “Ley Creadora del Sistema Nacional para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación y Acreditación, la ley 747 (Ley para la Protección y Bienestar para los Animales Domésticos y Silvestres Domesticados), ambos vetos fueron aprobados y reformados en los puntos claves.

“Los otros dos vetos parciales fueron uno a la Ley 636 (Ley Especial que Regula la Participación de Particulares en la Ampliación de la Capacidad de Generación Eléctrica en el sitio los Calpules-La Sirena), este aún no se ha discutido. El otro veto fue un indulto”, puntualizó Ferrey.

Canales adecuados
El presidente de la Comisión de Turismo, Pedro Joaquín Chamorro, de la Bancada Partido Liberal Independiente (Bapli) aseguró que ese veto total presidencial a la Ley de Buró de Convenciones no tiene validez porque duda que haya sido enviado dentro del tiempo estipulado que tiene el Gobierno Central para vetar una ley.

“El tiempo son 15 días y el veto se conoció tres meses después de que fue emitido”, afirmó Chamorro.

Al respecto, Ferrey afirmó que esta ley se envió a la Presidencia el 2 de febrero de este año y el 13 del mismo mes se recibió el veto en la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional.

“El procedimiento que se realizó está bien, los canales que se hicieron son adecuados, el tiempo también fue correcto”, finalizó Ferrey.