•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

El sacerdote Henry Moreno llamó ayer a todos los políticos a cumplir con su deber, en el lugar que les corresponde, para aprobar el presupuesto, porque está en juego 2009, “para el niño de pecho, el que entra a la escuela y el anciano con su seguro social”.

Dijo que el pueblo está cansado de tanto manoseo, de tanta espera, “es hora de decirles la verdad, de ser transparente con el dinero del pueblo, porque el dinero que se aprueba en el Presupuesto es la recaudación tributaria del pueblo”.

Recordó que la clase política está obligada en razón de su juramento a servirle al pueblo; que a los diputados los pusieron a través del voto para que estén sentados en un escaño, no para ellos ni para una ideología, sino en razón del pueblo, que tendría que exigirle a la Asamblea cumplir cabalmente, porque el pueblo fue quien les dio un voto de confianza.

“El pobre sólo es usado”
Llamó a todos los sectores a sentarse a dialogar, porque en medio de todo está el pueblo, sobre todo el más pobre, que tanto se ha usado como bandera electoral y a quienes están obligados a servir, sin distingos de razas, credo ni posición social.

En relación con el tema electoral, dijo que la comunidad internacional está limitando la ayuda si no se esclarecen pronto los resultados de los comicios, por lo que considera necesario volver a conquistar la confianza, si no, el año nuevo será un arrastre de 2008.

“Fuimos a votar y el voto es soberano, y cuando se manosea esa intimidad no hay transparencia. Y si es necesario el recuento, por el bien de la nación y por la confianza en las futuras elecciones debe hacerse”, indicó.

Durante la homilía, llamó a los padres de familia a fortalecer los valores morales en los hijos, para que cuando crezcan sean mejores políticos, mejores funcionarios, transparentes y no corruptos.