•  |
  •  |
  • END

El alcalde saliente de Managua, Dionisio Marenco, recomendó al Gobierno dejar de confrontarse con los sectores que le adversan, pues de lo contrario impondrá “a fuerza un régimen dictatorial, que (en la historia) siempre termina mal”.

“El Gobierno tiene que intentar una política de acercamiento con todos los sectores y pelear menos con todos los sectores, porque si no lo que vas a hacer es imponer a fuerza un régimen dictatorial que termina mal siempre, siempre termina mal”, aconsejó.

Marenco expresó lo anterior en una entrevista brindada a Canal 12 de televisión poco antes de que finalizara el año. En dicha comparecencia dijo también que no se saldrá de la política cuando finalice su período como alcalde.

Apuesta a movimiento
Sin dar mayores detalles, Marenco adelantó que podría contribuir en una alianza o movimiento político que destrabe la crisis en la Asamblea Nacional.

“Yo soy sandinista y quiero seguir siendo sandinista. Creo que hay que esperar cómo se recomponen las cosas en la Asamblea (Nacional). Probablemente va a haber un movimiento político, que incluya a muchas personas, y creo que puedo contribuir en eso. Ya participé en un gran movimiento que se llamó el pacto, el pacto que satanizaron”, dijo.

Más consejos a Ortega
Marenco reiteró su molestia por la ocasión cuando el presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo intentaron imponer al concejal Edgardo Cuarezma como vicealcalde de Managua, oportunidad en la que, incluso, partidarios orteguistas lo calificaron de traidor.

“La vida está llena de mucho mezquino y cuando en una organización política no le das dignidad a la gente y no le enseñás criterios propios, caen inmediatamente en ser cepillos, serviles y vas volviendo a la gente sin valor”, dijo luego de recordar a un hombre que le gritó traidor y a quien calificó de “payaso”.

Marenco habló de su función en el Frente Sandinista en los años 70 y las discrepancias públicas que tuvo con el presidente Ortega por algunos comentarios que hizo y porque éste se inmiscuyó en algunas decisiones de Marenco.

Lo de Amunic fue un abuso
Según Marenco fue un abuso que el Frente Sandinista, a través de Rosario Murillo, cambiara a la Secretaria Ejecutiva de la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic), Patricia Delgado, siendo él quien preside esta organización. “Llegaron a correr a la mujer sin siquiera preguntarme”, dijo.