•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
A sus 64 años, con larga experiencia como empresario y productor, Enrique Saravia Hidalgo se convirtió en el tercer diputado del Frente Sandinista en pasar a ocupar una alcaldía, en este caso, la de Chinandega, cuyo cargo asumirá a partir del próximo 15 de enero.

Campechano y de sonrisa amable, el popular “Quiquilla”, quien ganó junto a su compañera de fórmula, Miriam Padilla, la alcaldía de Chinandega, dijo a EL NUEVO DIARIO que durante los próximos cuatro años al frente de la comuna, “este municipio progresará considerablemente”.

¿Cómo lo hará?, se le preguntó. “Con el concurso de los concejales, líderes de barrios, comarcas y pobladores. Soy militante sandinista, pero serviré a todos por igual, sin distingo de colores políticos ni credos religiosos”, respondió.

Aunque parezca paradójico, al igual que sus colegas Francisco Valenzuela, de Estelí, y Sadrach Zeledón, de Matagalpa, Enrique Saravia abandonará su curul en el Parlamento para “servir mejor” a su pueblo desde la alcaldía de Chinandega.

“Atenderé un día a la semana y la vicealcaldesa otro día para escuchar a la gente, tomar en cuenta su opinión, tratar de resolver sus problemas y llevar siempre una voz de aliento con amabilidad y respeto, sin altanería, con la cortesía y el cariño que siempre me inculcaron mis padres y que jamás cambiaré”, dijo.

Parte de su trabajo, dijo, será recorrer todas las semanas barrios y comarcas para conocer las necesidades y sugerencias de la población. A su criterio, los alcaldes no pueden quedarse en un escritorio lujoso con aire acondicionado, esperando el salario y desperdiciando el tiempo, “porque la misión es cumplir sus atribuciones, sin descanso, sin horario ni fecha en el calendario”.

A enfrentar retos
Chinandega fue uno de los departamentos beneficiados con la hoy “congelada” Cuenta Reto del Milenio, el nuevo alcalde adelantó que durante su primer año de gestión con el apoyo de las transferencias presupuestarias, el pago de impuestos y hermanamientos ejecutará proyectos de aguas negras, adoquinará y reparará calles, construirá cementerios en comarcas como La Grecia, Rancherías y Villa 15 de julio, entre otras; además ampliará los predios del cementerio municipal.

Aseguró su respaldo al deporte, por lo que pretende gestionar la construcción de un estadio de fútbol; además de un hospital regional de especialidades que atenderá a pacientes de los 23 municipios de los departamentos de León y Chinandega.

Prevé impulsar la Policía Municipal, aprovechando que la comuna cuenta en su personal con una gran cantidad de vigilantes e impulsará la remodelación del Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, entre otros proyectos sociales.

Delegará funciones
Saravia asegura que su trabajo será apoyado directamente y en la práctica por la vicealcaldesa, pues considera que el de ella “no debe ser un cargo decorativo”.

“Todavía no hemos definido las atribuciones de la vicealcaldesa, Miriam Padilla, pero las tendrá, no será un figura decorativa, además ella es incansable trabajadora”, afirmó Saravia.

Saravia dijo que asumirá el reto que anteriores alcaldes han evadido como es el reordenamiento del mercado central, con la cooperación de los comerciantes.

“Los vendedores están arraigados en ese lugar. Este problema persiste en varias ciudades de Nicaragua, incluso en otros países de Centroamérica y México, por lo que tenemos que concienciar a los comerciantes acerca de la solución. No podemos imponerles, sino encontrar juntos una solución para evitar el desorden, embotellamiento de vehículos y la suciedad”, señaló.