•  |
  •  |
  • END

Supuestos estudiantes de la UNEN cumplen órdenes de Gustavo Porras

Orteguistas en feroz represión a nindiranos

A pedradas, morterazos y botellazos los orteguistas retrocedieron la marcha que los liberales intentaron realizar ayer en las calles de Nindirí. Los rojinegros trancaron todas las esquinas del Parque Central de ese municipio de Masaya, encajonando a la manifestación encabezada por Eduardo Montealegre y Lucas Reyes, ambos ex candidatos a alcaldes del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, que no reconocen los resultados de las elecciones municipales del nueve de noviembre pasado.

Cuando la manifestación sólo llevaba una cuadra recorrida, los liberales se toparon con sus adversarios, quienes los esperaban en la esquina con una lluvia de piedras y morteros.

Los liberales confrontaron de igual manera a sus contrincantes y empezaron a partir piedras grandes para multiplicar sus municiones. Al menos 20 minutos después de comenzada la confrontación, los antimotines, que estaban en el parque esperando la orden del comisionado general Horacio Rocha, llegaron para disipar la trifulca.

Los marchistas volvieron a reanudar la caminata, pero esta vez con piedras en las manos y repartiéndolas hasta a los periodistas y al mismo Eduardo Montealegre, para que se defendieran, aunque éstos las rechazaron. Sin embargo, nuevamente en otro de los cruces de las esquinas, volvieron a salir los morteros y las piedras y nuevamente hubo confrontación.


Tres heridos
Cuando Montealegre, Eliseo Núñez hijo y Edmundo Jarquín se dieron cuenta de que estaban avanzando en un camino minado, decidieron retroceder por la misma ruta. Tres personas resultaron heridas con quemaduras de morteros y un joven recibió una herida en el brazo durante las confrontaciones.

Eliseo Núñez Morales también mostró una pringa del impacto de un mortero en su estómago. Núñez le reclamó a viva voz al comisionado mayor Horacio Rocha no estar haciendo bien su trabajo y recibir órdenes de Lenín Cerna.

La marcha, que comenzó a las 3:20 de la tarde, inició su retirada por la misma ruta 20 minutos antes de que puntualizaran las 4:00 de la tarde. Cuando Lucas Reyes, el ex candidato alcalde de Nindirí, anunció la retirada, sus simpatizantes le reclamaron: “Ideay Lucas, no les demostremos miedo”.


Montealegre en callejón sin salida
Pero cuando los liberales iban de reversa, los rojinegros lograron encajonar a Montealegre y a sus simpatizantes, dejándolos sin salida en una calle, antes de llegar al Parque Central de Nindirí.

Los antimotines tuvieron que escoltar al ex candidato a alcalde de Managua para que lograra salir ileso de ese municipio. Montealegre logró llegar a la salida, pero en el parque se quedó la confrontación entre los pobladores con morteros, piedras y botellas de vidrio.

Al final, los orteguistas se tomaron las calles y se concentraron en el parque para celebrar que habían expulsado a Montealegre. Al menos unos 100 se reunieron y caminaron en grupo, con las manos arriba, para demostrarle a los antimotines que ya no tenían armas.


Prepararon represión
Los orteguistas se prepararon desde las primeras horas de la mañana para impedir la marcha de los liberales.

Previo a la manifestación, encapuchados, con morteros, atacaron la casa de los padres de Lucas Reyes. El ex candidato a alcalde relató que a las 3:00 de la mañana de ayer, simpatizantes orteguistas apedrearon la casa de sus progenitores, ubicada frente al Colegio Tenderí, del municipio de Nindirí, Masaya.


Órdenes de Porras fueron cumplidas
Ayer nuevamente se cumplió la advertencia del diputado Gustavo Porras, quien dijo la semana pasada que no permitiría marchas opositoras en ninguna parte del país. “Porque son nuestra forma natural de lucha, con estas luchas es que hemos podido llegar hasta donde estamos, hay que continuar adelante”, dijo el diputado orteguista y dirigente del Frente Nacional de los Trabajadores, FNT.