Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Consejo Supremo Electoral, CSE, debe acreditar al Consejo Ecuménico de la ciudad de Bilwi como observador de las elecciones municipales que se efectuarán el próximo domingo en siete municipios de la Costa Caribe Norte. Así lo afirmaron las principales fuerzas de la región.

El partido indígena Yapti Tasba Masraka Nani Asla Takanka, Yatama, se mostró confiado en que el Consejo Ecuménico que reúne a los pastores y sacerdotes de todas las religiones en el municipio de Bilwi haría una observación imparcial de las elecciones y sería capaz de señalar irregularidades en el proceso electoral.

Rodolfo Spier, candidato a alcalde por Yatama en Bilwi, consideró que la observación del organismo interreligioso brindaba confianza por las diferentes tendencias partidarias que hay a lo interno y la credibilidad que tiene la iglesia, principalmente la Iglesia Morava, mayoritaria en la Costa Caribe.

Cedehca se prepara
Mientras Kennenth Serapio Hunter, presidente y candidato a alcalde de Bilwi por el Partido Movimiento de Unidad Costeña, Pamuc, consideró que el Consejo Ecuménico es el más confiable de la región, pero que tenía sus dudas sobre la capacidad técnica para observar.

En cambio, el Centro de Derechos Humanos y Autonómicos de la Costa Caribe, Cedehca, capacitará entre 40 0 50 pastores y sacerdotes del Consejo Ecuménico en los parámetros técnicos de observación electoral. Además, de acuerdo con su directora ejecutiva, Miriam Hooker, dispondrán como organismo acreditado por el CSE de 250 observadores en los siete municipios en contienda, pudiéndose extender a 300 si logran capacitar a 50 observadores del Movimiento de Mujeres de Mulukukú.

Cedehca con confianza media
El Cedehca cuenta con el respaldo del presidente del Pamuc, quien manifestó que han hecho un buen trabajo en elecciones anteriores y que no han dejado ver sus tendencias partidarias. Pero tal espaldarazo es rechazado por Yatama, que asegura que la mayoría de los miembros del Cedehca son militantes del FSLN o afines al oficialismo, por lo que no les resultaba confiable.

Pero Hooker no le haya sentido a las acusaciones, pues el Cedehca ha observado elecciones desde 1996 entre municipales, nacionales, regionales y de gobiernos comunales, y su trayectoria les ha dado legitimidad en toda la Costa Caribe.