Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Jinotega
Mientras se preparan para ser juramentados mañana miércoles y tomar posesión de los cargos asignados por el Consejo Supremo Electoral (CSE), las medidas de seguridad adoptadas por el alcalde saliente en Jinotega han incomodado a la población.

Además de colocar varios efectivos de la Policía el alcalde decidió que los trabajadores de ahora en adelante tienen que hacer obligatoriamente la llamada vigilancia revolucionaria.

Empleados de la comuna han manifestado su descontento porque los están obligando a hacer vigilancia por la noche, esto con el objetivo de evitar que el inmueble sea incendiado, como ocurrió recientemente con la alcaldía del municipio de Wiwilí.

Otra de las medidas de seguridad nunca antes vista es el control de las entradas y salidas de los usuarios que llegan a diario para realizar algún tipo de gestión.

Peor que en los bancos
Este lunes varios de los ciudadanos que prefirieron no dar su nombre y que llegaron a hacer gestiones a la institución se quejaron porque los revisaron para poder ingresar al inmueble, para hablar con el alcalde o con otro funcionario.

“Parece que estamos llegando a un banco, pero ni en el los bancos ocurre esto porque no tenemos que dar nuestro nombre para entrar, esto es arbitrario”, dijo Carlos Chacón, de la comunidad Las Latas.

A la entrada un CPF que ha sido dotado de un detector metálico revisa los bolsos y además de él otra persona se encarga de anotar los nombres con número de cédula de la persona que va entrar, pero primero le pregunta para dónde va y qué va a hacer, de lo contrario no lo deja pasar.